La senadora Claudia Anaya Mota presentó una iniciativa para precisar que la educación inclusiva se refiere al derecho que tiene todo alumno, independiente del tipo de su discapacidad, a acceder a la enseñanza regular en todos los niveles.

A nombre del PRI, la legisladora acusó que la reciente reforma educativa fortalece la educación especial sobre el modelo inclusivo, pero es optativa y temporal.

Dijo que “las necesidades educativas especiales nos son ni para todas las personas con discapacidad ni exclusivamente para este este sector de la población”. Hay personas, advirtió, que requieren apoyo extraordinario, “para eso son las acciones educativas especiales”.

En este contexto, propuso que la Secretaría de Educación Pública imparta la educación inclusiva y propicie la integración de los alumnos con discapacidad a los planteles de educación básica regular, mediante la aplicación de métodos, técnicas y materiales específicos.

Se trata, asentó, de proporcionándoles programas educativos apropiados, estimulantes y adecuados a las necesidades específicas de cada tipo de discapacidad.

Para garantizar la inclusión plena de las personas con discapacidad, consideró, deben existir centros de atención multidisciplinaria, enfocados a brindar educación especial para alcanzar la nivelación educativa.

Sin embargo, aclaró, con la reforma las personas con discapacidad, sus padres o tutores podrán elegir si la persona con discapacidad cursa sus estudios en escuela regular o en algún otro servicio de atención que preste la Secretaría.

La iniciativa, que modifica la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, fue turnada a las comisiones unidas de Desarrollo y Bienestar Social, y de Estudios Legislativos, Segunda.

Boletín de prensa