*La SEP está comprometida a impulsar el desarrollo sostenible como un factor indispensable no sólo para el bienestar, sino para una vida sustentable en el planeta, aseguró.*
No podemos permitir que toda la responsabilidad formativa e instructiva de las niñas y niños del país recaiga de forma exclusiva en las maestras y maestros; hay una corresponsabilidad con la familia y debe estar presente en la educación integral que plantea el Acuerdo Educativo Nacional, afirmó el Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán.
Expresó que el proyecto educativo nacional plantea un cambio cultural en la forma de pensar de las y los estudiantes e incluye la corresponsabilidad en la educación de los padres, madres y tutores, y de manera integral, el desarrollo personal y su contribución al desarrollo comunitario.
En reunión de trabajo con más de 900 supervisores técnicos escolares del estado de Jalisco, Moctezuma Barragán indicó que en las modificaciones al artículo Tercero constitucional se agregó un enfoque de educación integral para que las niñas y niños conozcan sus derechos y obligaciones, y al mismo tiempo, adquieran conocimientos y experiencias formativas.
Moctezuma Barragán dijo que la sociedad se ha construido sobre bases que deben cambiar. “Hay un estilo de vida inducido por una cultura fundamentalmente consumista en donde el hedonismo es el que manda, y en donde lo fundamental es lo material”.
Comentó, además, que la búsqueda de éxito exclusivamente personal y material se convirtió en una aspiración suprema que actúa en detrimento de la verdadera naturaleza humana, en términos de solidaridad y de construcción de sociedades armónicas.
Asimismo, informó que en el próximo ciclo escolar 2020-21 habrá nuevos contenidos educativos, que iniciarán con la inclusión del Civismo y la Ética en los libros de texto y en los planes y programas de estudio, a fin de impulsar una nueva moral social.
“En los libros de texto aparecen temas como la cultura de paz; la vida sin adicciones; la cultura de la legalidad; las artes; la música, y el deporte escolar. Estamos educando para el bienestar social y para la paz de la sociedad mexicana”, expresó.
Reiteró que, en el proyecto educativo del Presidente Andrés Manuel López Obrador, las niñas, niños, adolescentes y jóvenes ocupan el centro de atención, por lo que para atenderlos como merecen debe revalorarse a las maestras y los maestros, porque son ellos quienes están al frente y se ocupan de esa tarea.
Sostuvo que el origen de la nueva Escuela Mexicana es el diálogo continuo con las maestras y los maestros, los padres de familia, y los alumnos que conforman el sistema educativo.
En cuanto a los protocolos y prácticas para salvaguardar la seguridad de las escuelas, el Secretario de Educación dijo que se tomarán decisiones en el ámbito de la prevención, pero principalmente en atender las causas, para obtener soluciones duraderas.
“Los niños deben fortalecer los lazos y deben sentir cada vez más protección en su propia casa, porque hoy, en donde sienten más protección es en la escuela y debemos ampliar los círculos en donde los niños se sientan seguros”, señaló.
Previo al encuentro, el Secretario de Educación Pública participó en la Primera Reunión Sobre Cambio Climático y Transición Energética en las Instituciones Públicas de Educación Superior, realizada en el Centro Universitario de Tonalá de la Universidad de Guadalajara, en la cual aseguró que la SEP está comprometida a impulsar el desarrollo sostenible que, en la época presente, se ha evidenciado como un factor indispensable no sólo para el bienestar, sino para sustentar la vida en el planeta.
Ante más de 300 rectores de universidades del país dijo que se está en un momento particularmente demandante respecto a las acciones que deben emprenderse para afrontar los problemas medioambientales, energéticos y sociales, tanto nacionales como globales.
No se trata, expuso, de salvar al planeta sino de salvar al ser humano como especie. Por ello, aseguró, la Educación Superior en México debe contribuir de manera decisiva a la sensibilización sobre los dilemas que conlleva el cambio climático y la necesidad imperiosa de transitar, entre muchas otras cosas, al uso de energías limpias.
Señaló que el compromiso con la Agenda 2030 es educar niñas, niños, adolescentes y jóvenes con mayor conciencia ambiental, involucrados en la construcción de un desarrollo sostenible.
Boletín de prensa