*Es relevante que estudiantes conozcan sus explicaciones sobre fenómenos cotidianos de la Física* Por Juan José Flores Nava
México, 20 de febrero (Notimex).— Investigadores exploraron distintas facetas de la vida y obra de Giordano Bruno, quien nació en Nola, Nápoles, el 9 de febrero de 1548 y que antes de ser quemado vivo en la hoguera por herejía e inmoralidad, según la sentencia del llamado Santo Oficio, pasó ocho años preso en condiciones miserables.
      En un salón por completo abarrotado, Lidia Pérez López se encargó de dirigir la noche del 19 de febrero el evento “¿Quién fue Giordano Bruno?”, en el cual participaron la profesora emérita de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, Carmen Rovira Gaspar; el profesor Ernesto Schettino Maimone, del Colegio de Historia de la misma institución; y Felipe de Jesús Matías Torres, investigador del área de Matemática Educativa del Cinvesta.
      Los académicos destacaron que, pese a la reclusión, Giordano se negó a retractarse acerca de sus afirmaciones sobre la existencia de múltiples sistemas solares y la infinitud del universo: “Fue ejemplo de serenidad y valentía, ya que al escuchar su sentencia encaró a los jueces y les dijo: Ustedes tiemblan más en decirla que yo en escucharla. Hoy, hay quienes todavía le tienen miedo a las ideas”, dijo Rovira Gaspar.
      Por su parte, el doctor Schettino Maimone resaltó las injusticias históricas que se han cometido contra Bruno en el plano del pensamiento: “En buena medida, la revolución científica se debe a él, aunque otros se la atribuyen. Galileo, por ejemplo, no menciona nunca a Bruno, a pesar de que Kepler se lo reclamó en algún momento. Desde mi punto de vista, Giordano Bruno es la suma del Renacimiento”.
      Para Felipe de Jesús Matías Torres, el conocer los planteamientos y las explicaciones de Bruno sobre algunos fenómenos cotidianos de la Física, como la aceleración, les permitiría a los estudiantes de primaria, secundaria y preparatoria arribar de manera más agradable al conocimiento: “Conocer a Giordano antes que a Galileo hace que los alumnos piensen y entiendan mejor la respuesta a preguntas tan simples como ¿por qué no sentimos los movimiento de rotación, traslación o pendular de la Tierra?”.
      Finalmente, Pérez López, presidenta del Comité Pro-Revaloración de Giordano Bruno, invitó a los asistentes a sumarse como voluntarios a las campañas que desde dicho comité se organizan para promover la importancia del astrónomo, teólogo, matemático, poeta y filósofo napolitano, quien, el próximo 22 de febrero, a las 11:00 horas, será conmemorado en la Plaza Giordano Bruno, en la colonia Juárez.