Estamos definitivamente en Fase 3 que involucra el cierre de los negocios no esenciales. Lo que se entiende como medida para mitigar los contagios que ya son locales y por ello se espera masivos que podrían desbordar los servicios de salud pública.
De acuerdo con la materia económica hay una definición de lo que se consideran con actividades esenciales. Sin embargo, hay una situación que se está volviéndose caótica. Sobre todo ante la integración económica que implica que un valor o bien se puede convertir en esencial para una determinada cadena productiva de otro bien o servicio.
Por ejemplo, el pasado lunes 20 empezaron las clases, por lo menos, en la televisión para escuelas públicas y algunas privadas utilizan clases virtuales para solventar la ausencia de las clases presenciales y no perder la capacidad formativa y de aprendizaje. Pero algo muy inherente a las actividades académicas que es la necesidad de hacer tareas que en ocasiones requieren de adquirir los materiales. Pero las papelerías no son actividades esenciales por lo cual están cerradas. Lo mismo para muchos que de manera imprevista les cayó el confinamiento y no cuentan con elementos de oficina para realizar debidamente sus actividades.
Hoy más que nunca hay que cuidar los equipos de cómputo. Si alguno falla, las tiendas o comercios que podrían ayudarnos están cerrados. Lo mismo, en otro caso en las mismas condiciones, sucede con los vehículos. En la fase 3 se dice que lo no esencial debe permanecer cerrado. Los vehículos que no se usan con la frecuencia cotidiana pueden presentar fallos por la inmovilidad. Pero no debe haber talleres y mucho menos refaccionarias abiertas, por lo cual, la reparación puede demorar. Eso ya me sucedió la semana pasada, cuando tuve un inconveniente con el auto y fue hasta el jueves, cinco días después, cuando conseguí el mecánico para resolver el tema.
¿Qué va a pasar con las personas que no tienen lavadora, que contaban con el servicio de lavandería y ahora está cerrada? Cualquiera podría decir que para eso uno mismo puede lavar su propia ropa. Sin embargo, en la estructura de nuestra economía y la comodidad en el acceso de muchos servicios hoy se trastoca la normalidad y las condiciones generan un estrés adicional por la dificultad de solventar las actividades individuales o familiares.
Como bien decía un amigo hoy en la mañana, quien hoy cosecha el éxito de la misión y objetivo de su existencia es Amazon y los servicios .com que en línea satisfacen servicios a la población. En retrospectiva, las aplicaciones de entrega a domicilios de diferentes productos y servicios se adelantaron y logran vencer el reto del contexto actual.
Sin embargo, en la sociedad hay una sensación de que muchos negocios están cerrados sin que se pueda analizar cómo pueden operar con respeto a la jornada de sana distancia, que aun cuando no son esenciales desde la definición teórica o de escritorio, son parte de cadenas productivas que requieren del producto o servicio para cumplir con la funcionalidad económica y satisfacción de las necesidades sociales.
AL CALCE. Se entiende el hecho de ley seca establecida en Yucatán y en otras partes de la república. Pero hasta el alcohol, para determinadas personas, es algo esencial para el funcionamiento de la persona por lo cual la abstinencia, en lugar de proteger a la persona o en su caso la integridad de su entorno, se convierte en un peligro para la propia vida o la disminución de la violencia familiar.

end