El trabajo de reinicio de clases empezó desde el pasado 20 de julio con las reuniones de supervisores y directores en línea. Como se había anunciado al cierre del curso escolar pasado la presunción era que las actividades se planeaban presencial, pero que dependería del semáforo epidemiológico en estado verde la conveniencia de reactivarse la educación; mientras no sea así, el trabajo sería a distancia.

Por ello, a pesar de que el pasado 15 de julio la SEGEY emitió un calendario de diversas acciones que reiteraba que serían presenciales, TODO EL MUNDO MAGISTERIAL optó por la modalidad virtual y las reuniones, primero de supervisores, después con directores y finalmente el pasado lunes 27 con los maestros el trabajo a distancia.

Es por ello de que sorprendió que el día de ayer la secretaria de educación de Yucatán emitiera un nuevo oficio suspendiendo para la próxima semana el trabajo de Consejo Técnico Escolar, junto con los trabajos de sanitización y las reinscripciones. Los dos últimos son entendibles, pero el primero no habría la razón de la suspensión ya que no está siendo presenciales el trabajo. El comunicado de Loreto Villanueva era muy claro en su justificación, la medida para fortalecer el distanciamiento social.

Algunos maestros no pudieron evitar pensar, con base a una lógica simple ¿cuál es el sentido de suspender, por lo menos los trabajos del Consejo Técnico Escolar, bajo el argumento de que la medida para evitar más contagios si la actividad de trabajo no era presencial?

Leer también: ¿Covid-19 se propaga en línea? … una duda para la SEGEY

Si algo adolece y es un área de oportunidad para la SEGEY es mejorar su proceso de comunicación. Ya que en lugar de ser claros y precisos la forma y el contenido nos deja con dudas que abren a muchas interpretaciones que pueden estar fundamentadas a no. La expresión “hasta nuevo aviso” abrió la especulación que dio lugar a que otros medios interpretaran y dieran como hecho la cancelación del reinicio de clases y se llegó a hablar de la suspensión del próximo curso escolar.

¿Pero qué es lo que en realidad ha pasado?

La explicación llegó por las mismas benditas redes sociales.

A lo largo de las horas posteriores se fue dando a conocer diversas circulares de otras entidades del país como Tlaxcala, Estado de México y Quintana Roo por mencionar algunas. En ellas se da una explicación o justificación mucho más lógica.

La suspensión del Consejo Técnico Escolar, así como todas las demás actividades programadas para el reinicio, se suspendían al continuar las condiciones de la emergencia sanitaria con lo cual es necesario continuar con las medidas no solo de distanciamiento social, sino que advertían las otras secretarias de educación estatal, que en próximos días se reuniría el Consejo Nacional de Autoridades Educativas (CONAEDU) para definir la RUTA ESTRATÉGICA PARA EL INICIO DE CURSO ESCOLAR 2020-2021.

En otras palabras, el reconocimiento de que hoy el sistema educativo mexicano NO ESTABA PREPARADO para que el curso escolar reiniciara en las actuales condiciones sanitarias.

El pasado 23 de julio, en el espacio de Mi Punto de Vista, se analizaba la información que para ese entonces ya se iba conociendo de los trabajos con supervisores y directores. Había muchas dudas que no se explicaban ni en el taller intensivo y ni en el consejo técnico escolar. Lo que nos llevaba a la conclusión de que las autoridades educativas no tenían una propuesta pedagógica para reinicio de clases. Del cual algunos descalificaron los argumentos aduciendo que para el lunes 27 se tendría más información oficial. Pero no fue sino hasta el 28, un día después, cuando ya se tenían siete días de trabajo ejecutado y una agenda ya planeada, cuando se nos pinta un panorama de mucha más incertidumbre al no contar ya con la estrategia para el inicio del curso escolar. El tiempo nos ha dado la razón.

Hoy la educación sufre el desatino y la incertidumbre del equipo de análisis epidemiológico y científico que quedo rebasado por la contingencia sanitaria. Y por otro lado, de lo que parece falta de prevención de las autoridades educativas que permitieron que un trabajo reiniciará sin estar preparados.