El 72% de las empresas considera que los principales desafíos de los AMR son los accidentes

 

NOTIPRESS.- La automatización está creando nuevas oportunidades para entornos laborales más seguros, limpios y productivos. Un reciente estudio por parte de la compañía Mobile Industrial Robots (MiR) destacó que el 78% de las empresas a nivel global encuentran realista integrar los Robots autónomos móviles (AMR, por sus siglas en inglés) colaborativos en su logística en los siguientes dos años.

Existen AMR operando en almacenes oscuros o en ambientes de fabricación aislados sin personal humano laborando en el sitio, por tanto, estos no se consideran colaborativos. Otros sí lo son, pues comparten espacio de trabajo con los trabajadores y pueden estar diseñados con una variedad de características técnicas que garantizan su funcionamiento seguro en entornos con personas u otros obstáculos emergentes. Un ejemplo de las funciones que pueden desempeñar es la recolección automática de información o llevar un conteo del consumo de energía en las operaciones industriales, ya sea combustible o gas.

Omar Alejandro Aquino Bolaños, director de ventas en América Latina para MiR, describió que los robots AMR colaborativos son una solución a corto plazo para las organizaciones cuya necesidad está concentrada en optimizar la logística interna en las plantas de fabricación y almacenes, una iniciativa que puede generar mayor producción en las áreas específicas de forma segura y eficaz. “Por sus características técnicas, los AMR garantizan un buen funcionamiento incluso en áreas donde se encuentran trabajando las personas, gracias a los escáneres láser, cámaras 3D y software sofisticado”, agregó.

Asimismo, el director de ventas destacó que la firma MiR es una de las marcas pioneras en desarrollar AMR colaborativos y su funcionamiento no solo permite una mejor logística en el flujo de trabajo, sino también ayuda a realizar trabajos pesados sin riesgo humano, además de la posibilidad de orientar el personal humano a tareas de mayor valor. “Los AMR colaborativos como los robots de MiR, tienen interfaces de programación que son muy intuitivas, además son muy flexibles y pueden adaptarse fácilmente a las necesidades de un cliente en específico”, subrayó Aquino Bolaños.

De acuerdo con el estudio realizado por MiR, el 72% de las empresas considera que las colisiones y accidentes en las líneas de producción son los principales desafíos comerciales para la integración de robots autónomos, por lo tanto, los beneficios de los mismos no solo pueden significar una gran solución a la hora de optimizar la logística de fabricación o generar oportunidades de negocio, sino también representan una alternativa de seguridad para las empresas y sus empleados.