Bitcoin ha mostrado la gran influencia que ha logrado conseguir, aun moviéndose fuera del sistema financiero tradicional

 

NOTIPRESS.- Aún ante la crisis económica mundial tras la pandemia de la Covid-19, Bitcoin ha mostrado, al mismo tiempo, la influencia y volubilidad al que está sujeta esta criptomoneda, aún moviéndose fuera del sistema financiero tradicional. Por tanto, las elecciones en Estados Unidos representan un acontecimiento que puede influir de manera importante en el precio de la criptomoneda.

Si bien la criptomoneda fue creada para separarse del sistema financiero tradicional, el estado de las grandes potencias económicas siguen influyendo en gran medida para la determinación del precio. De esta manera, los sucesos coyunturales como las elecciones presidenciales de noviembre 2020 en Estados Unidos son de suma relevancia en la trayectoria del bitcoin, en especial después de la crisis sanitaria.

Con datos recientes, las elecciones presidenciales en Estados Unidos suponen un periodo de adaptación donde las criptomonedas y los mercados no asumen una tendencia definida en el corto plazo. Sin embargo, una victoria del partido republicano supone una mejor reacción en los mercados financieros en el corto plazo ayudando a la cotización de Bitcoin. Esto se debe en gran medida por la postura del partido republicano que suele promover recortes en los impuestos y medidas anti regulación financiera. Aunado a lo anterior, los mercados suelen comportarse de manera más optimista cuando se reelige un presidente y no hay una renovación en el mandato, esto por los ajustes en el corto plazo que una nueva administración en la Casa Blanca implicaría.

No obstante, en palabras del analista financiero experto en criptomonedas, Max Keiser, aseveró que una victoria de Joe Biden en las próximas elecciones, significaría “una victoria para la corrupción y el Estado profundo” por ende ayudaría de una manera más marcada a elevar el precio de Bitcoin en la medida en que se optara por esta criptomoneda como refugio. Asimismo, adquiere mayor relevancia como activo para protegerse de la inflación que ha crecido considerablemente en distintas partes del mundo. Cabe recordar que las varias criptomoneda fueron creadas con el objetivo de servir como una contraparte del dinero fiduciario, la banca de reserva fraccionaria y las grandes inundaciones de liquidez propuestas por Keynes para enfrentar una crisis.

Dentro de un escenario de suma volatilidad, la moneda podría llegar a los 15k por cada unidad, aunque sería difícil que logre permanecer en dicho rango por la misma incertidumbre que existe tras la pandemia. En el largo plazo, se espera un mejor desempeño de la economía si gana el presidente demócrata por lo cual se logre un mayor crecimiento. Asimismo, se ve una correlación estrecha entre bitcoin y el índice el S&P 500 que no parece que vaya a desaparecer en un futuro cercano.