La industria de automóviles eléctricos podrá ser dominada en un futuro por China

 

NOTIPRESS.- China comienza a tomar protagonismo dentro de la industria automotriz eléctrica a nivel global. El gobierno chino estima que, en 2025, los vehículos impulsados por energías sostenibles, representarán el 25 por ciento del total de ventas de los vehículos eléctricos en el país asiático y se espera que las empresas automotrices comiencen a expandirse por todo el mundo. A pesar de esa situación, la administración del presidente Xi Jinping no plantea a corto plazo cortar de tajo las ventas de autos impulsados por combustibles fósiles.

“Durante los próximos cinco años, proyectamos que todas las empresas automotrices provenientes de China con vehículos eléctricos ingresarán de lleno al mercado extranjero”, declaró la sociedad suiza especializada servicios financieros UBS. Asimismo, los analistas del banco de inversión consideran que los costos de materiales en China son más bajos en comparación al mercado extranjero“Si las condiciones se mantienen, China podrá tener una mayor ventaja competitiva por encima de otros participantes del mercado”, destacó.

Uno de los principales países con mayor preocupación a raíz de esta situación es Estados Unidos. Si no crea un contrapeso a la actual influencia china sobre partes críticas de la cadena de suministro de vehículos eléctricos, desde el abastecimiento de componentes y el procesamiento de metales, hasta la fabricación de baterías, podrá ser dominado por el país asiático en un futuro en el mercado del transporte eléctrico. Recientemente, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a través de una orden ejecutiva, declaró durante mes de septiembre una emergencia nacional. Dicho mandatario adució la presunta amenaza que representa para la seguridad nacional y la economía de Estados Unidos el depender tanto de minerales críticos procedentes del mercado chino.

Con el 80 por ciento de la producción mundial, China posee gran parte de la producción química de las materias primas con las cuales se fabrican baterías. El objetivo del gigante asiático es tener 136 plantas de litio por todo el mundo para el año 2029. En 2020, el país asiático, está construyendo cerca de 100 plantas, según datos de un informe por parte de BNEF. El impulso de China de incentivar las ventas de vehículos eléctricos y apoyar las industrias de cadenas de suministro y fabricación de automóviles va más allá de impulsar políticas medioambientales con el fin de obtener resultados de aire limpio.

Los próximos diez años serán particularmente interesantes ya que la Unión Europea y Estados Unidos buscarán crear sus propias compañías especializadas en la fabricar baterías de litio y desafiar a las empresas asiáticas, incluidas las compañías con sede en China quienes están desarrollando más y mejores componentes para los autos eléctricos. Si bien Europa está lanzando iniciativas para capturar una mayor parte de la cadena de valor de la materia prima, Estados Unidos tarda más en reaccionar ante una situación que comienza a tomar relevancia en la industria de la fabricación de baterías y la producción de vehículos eléctricos.