La proporción de datos únicos (creados y capturados) a datos replicados (copiados y consumidos) es aproximadamente 1:9

 

NOTIPRESS.- Ante la aceleración de la digitalización de los procesos de trabajo en tiempo récord por la pandemia, se ha provocado un aumento exponencial del mercado de datos, ya sea que estos hayan sido creados, capturados, copiados o consumidos. Según International Data Corporation (IDC) más de 59 zettabytes (ZB) serán generados en 2021. Asimismo, calcula, para los próximos tres años, el volumen de los datos creados será mayor que durante los últimos 30 años.

La generación de este tipo de información representa una ventana de oportunidad siempre y cuando se tenga un proceso adecuado para su lectura, visualización e integración en la gestión diaria de la empresa, asegura Alan Berrospiregional services sales manager de Xertica, consultora especializada en experiencia digital de usuarios y empleados, inteligencia de datos e infraestructura tecnológica , “saber usar los datos es tan importante como recopilarlos, la toma de decisiones informadas, requiere de dos tipos de conocimiento: uno vinculado a nuestras emociones o soft skills, y otro entorno a estadísticas o hard skills , ambos conocimientos interactúan como los polos positivo y negativo de una batería: uno no funciona sin el otro” puntualizó en un comunicado enviado a NotiPress.

El informe Global DataSphere de IDC indica, la proporción de datos únicos (creados y capturados) a datos replicados (copiados y consumidos) es aproximadamente 1:9, dando cuenta de la incorporación de nuevos usuarios, no obstante, esta tendencia va paulatinamente hacia una migración hacia datos menos únicos y más replicados.

IDC indica, para 2024 esta proporción será de 1:10. Si bien la pandemia de Covid-19 ha obstaculizado la creación de nuevos datos únicos, el mayor consumo de datos replicados ha impulsado el crecimiento continuo. El panorama es claro, según Xertica las empresas que incorporen los datos en su proceso de trabajo diario de manera más rápida, son sin duda aquellas que mejor entiendan a sus clientes y tendrán una ventaja competitiva frente a quienes tarden a integrarse a la transformación digital.

Pero ¿cómo sumar datos a la toma de decisiones diaria? A través de herramientas donde los datos que genera el equipo de trabajo puedan ser procesados de manera que el análisis del negocio sea intuitivo. Los datos deben cobrar vida.

Un primer paso es vencer la barrera de entrada que supone la migración de todos los datos de la empresa a la nube. La consultora especializada en inteligencia de datos ha participado de transformaciones de industrias tradicionales del offline hacia el online que tienen millones de datos en papel o totalmente atomizados e inconexos.

Asimismo, han visto cómo de inmediato la gestión de datos digitalizados brinda nuevos estándares de velocidad y de precisión para una eficiente migración a la nube, a través de un proceso que integra las siguientes etapas: descubrimiento, planificación, conversión de código, procesamiento de datos y la modernización de ETL, la migración de dichos datos y su validación final.

De igual forma, un procesamiento de datos veloz debe poder ser integrado en el trabajo diario para convertirse en “insight” a través de su visualización. Un cuadro de Tableau, plataforma de Business Intelligence, la cual ofrece la infraestructura para el procesamiento de datos que dé cuenta sobre los mejores horarios de venta, será mucho más eficiente a la hora de responder rápidamente las preguntas y compartir ideas en toda la organización.

Hacer de la visualización una herramienta diaria de información y comunicación marca diferencias competitivas definitivas. Una empresa la cual lee sus datos de manera constante preguntándose qué estrategias han funcionado, qué datos son importantes, cómo mejorar la atención al cliente, tendrá un mayor espacio para poner en juego su creatividad. En tanto, la organización que no lo haga es aquella que solo analiza sus decisiones cuando comete errores y ya es tarde.

Es importante resaltar, en medio de una crisis que evoluciona rápidamente, cuando el tiempo es de crucial importancia, las personas necesitan saber qué camino tomar al momento de enfrentarse a un problema o a una pregunta de mercado. Por eso no sorprende que, según IDC, las organizaciones deben basarse en los datos para lograr la transformación digital, razón por la que se están realizando inversiones significativas para garantizarse el éxito. Este 2020, invirtieron un promedio de 15,3 millones de dólares en tecnología y arquitecturas de sistemas.