Se espera que el 80% de las empresas cierre sus centros de datos tradicionales para 2024, adoptando los sistemas en la nube

 

NOTIPRESS.- Con más de 50 millones de contagios a la primera mitad de noviembre, las medidas de distanciamiento social debido a la pandemia de Covid-19 parecen no tener un final próximo. Debido a la crisis sanitaria de 2020, el trabajo en casa se convirtió en una realidad; también cambió el mercado de los servicios gestionados en la nube, tecnología facilitadora de esta actividad. Según la empresa de investigación y asesoramiento Gartner, se espera que el mercado global de servicios gestionados en la nube alcance los 80 mil millones de dólares para 2024.

Según la empresa de servicios financieros JP Morgan, tras la pandemia, la herramienta de videoconferencia Zoom vio aumentar su uso diario en más de 300% en comparación con los niveles prepandémicos. Asimismo, el 18 de marzo Microsoft informó, 12 millones de nuevos usuarios diarios en su herramienta de colaboración Teams, tan sólo en aquella semana. Esta transición de escala masiva, según la empresa de gestión de procesos y automatización del flujo de trabajo Nintex, no habría sido posible en la infraestructura dirigida por servidores de hace 15 a 20 años. A partir de este panorama, Gartner predice que, para 2024, el 80% de las empresas cerrará sus centros de datos tradicionales; 10% de estas los han cerrado ya, señalan.

Nintex señala como resultado directo de la prevalencia de la computación en la nube el acceso remoto al sistema y las capacidades de videoconferencia. “La computación en la nube, conocida por su flexibilidad, confiabilidad y seguridad, se ha convertido en una de las pocas gracias salvadoras para las empresas durante esta pandemia”, señala.

La computación en la nube también soluciona los problemas de costo de almacenamiento en industrias donde la información es su activo principal. Para estas industrias, el manejo y almacenamiento de datos puede volverse prohibitivamente costoso si se recurren a servidores en sus instalaciones. En este escenario, la computación en la nube permite acceder a soluciones de respaldos en línea. Aunque aplicaciones como Dropbox y Google Drive han demostrado ser convenientes, empresas como Centrestack cuentan con soluciones con estándares de seguridad más apropiados para empresas y negocios.

“Con la pandemia, las demandas de las empresas se han vuelto más complejas y necesitan más robustez, confianza, elasticidad, economía y seguridad en su infraestructura”, mencionó Quest, fabricante de soluciones de software. Otra de las facilidades impulsando la adopción masiva de la computación en la nube durante la pandemia ha sido el hacer más eficiente la colaboración entre miembros de un equipo. Las aplicaciones de computación en la nube permiten compartir o editar proyectos simultáneamente en diferentes ubicaciones, a imitación de las interacciones frente a frente típicas de una oficina.

El coronavirus trajo consigo un cambio de paradigma en muchas áreas del comportamiento humano, como la del trabajo y sus dinámicas. La Covid-19 aceleró la adopción de los servicios gestionados en la nube, una tendencia de mercado que se espera permanezca y cambie permanentemente la forma de trabajar de muchas empresas. Esto debido a los múltiples beneficios de la computación en la nube para los negocios y organizaciones.