Cadenas de frío de la vacuna contra la Covid-19 pueden ser un foco de ataque por hackers, según IBM

 

NOTIPRESS.- El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, recordó una serie de indicaciones a administraciones públicas y empresas privadas para incrementar la seguridad en servicios de mensajería. Esto, después de que IBM alertara por posibles amenazas de ataque a las cadenas de frío, necesarias para conservar y garantizar la distribución masiva de las vacunas contra la Covid-19.

Aunado a ello, la compañía estadounidense especializada en comercializar hardware y software para computadoras, destacó, esta situación de ataques masivos a correos electrónicos pudo haber estado en planeación desde septiembre de 2020. Los correos electrónicos con phishing se enviaron a través de seis países y se dirigieron a organizaciones vinculadas a la Plataforma de Optimización de Equipos de Cadena Fría (CCEOP, por sus siglas en inglés) de Gavi, una alianza público-privada internacional de vacunas.

Con correos infectados de malware, los hackers se hicieron pasar por un ejecutivo de negocios de una empresa china legítima, involucrada en la cadena de suministro de CCEOP. Después, enviaron correos electrónicos de phishing a organizaciones que proporcionaban transporte el cual contenía software malicioso y solicitaba las credenciales de inicio de sesión de las personas.

Esa información y técnica de estafa, pudo haberles permitido comprender la infraestructura que los gobiernos pretendían utilizar para distribuir vacunas. “La visión avanzada de la compra y el movimiento de una vacuna que puede afectar la vida y la economía global es probablemente un objetivo de alto valor y alta prioridad de estado-nación”, destacó IBM en un comunicado.

Por otra parte, la Agencia de Seguridad en materia de Ciberseguridad e Infraestructura de los Estados Unidos (CISA, por sus siglas en inglés) emitió una alerta para incrementar la seguridad ante los ataques reportados por IBM. Principalmente, a organizaciones tanto privadas como públicas asociadas con el almacenamiento y el transporte de las vacunas a nivel global.

A raíz de esa situación, empresas multinacionales farmacéuticas, entre ellas, AstraZeneca y Johnson & Johnson Pfizer, están analizando mejorar los sistemas de seguridad en cuanto a cadenas de frío se refiere. Por ejemplo, la vacuna de Pfizer desarrollada con la ayuda de la biotecnología alemana BioNTech, necesita ser almacenada en arcones con más de 70 grados bajo cero. Si existe algún contratiempo durante la línea de producción, o su distribución podría ocasionar problemas irreversibles para la vacuna.

Hasta el momento, IBM y su área denominada Security X-Force, creó un grupo de trabajo de inteligencia dedicado a rastrear a los hackers, y cualquier tipo de software malicioso que pudiera afectar el desarrollo, producción, investigación y distribución de las vacunas contra la Covid-19. Según en el informe de IBM, una brecha dentro de cualquier parte de esta alianza global podría resultar en la exposición de numerosos entornos informático de socios en todo el mundo con resultados negativos para la vacuna contra la Covid-19.