La casa de los Leones de Yucatán es un lugar mágico para disfrutar el rey de los deportes

 

Mérida, Yuc. (leones.mx) 23 de marzo de 2021.- El Parque Kukulcán Alamo celebra 39 años de ser uno de los estadios más legendarios y emblemáticos del beisbol mexicano.

Inaugurado el 23 de marzo de 1982, la casa de los Leones de Yucatán es uno de los recintos más grandes, bellos, y funcionales de la Liga Mexicana de Beisbol, siendo además sede de importantes eventos deportivos, culturales y musicales.

Debe su nombre al dios Kukulcán de la mitología maya, que significa “Serpiente Emplumada”, por lo que el estadio también es llamado de esa manera o conocido como “La Cueva”.

El primer juego fue durante la inauguración de la temporada 1982 con un increíble triunfo de los Leones de Yucatán sobre Piratas de Campeche, y en toda su historia ha sido testigo de acontecimientos imborrables como el único juego perfecto en la historia de los playoffs, tres campeonatos de las fieras y cinco juegos de estrellas de la Liga Mexicana de Beisbol.

A lo largo de los años ha sido modificado para mejorar su apariencia y servicios, logrando bajo la administración de los hermanos Arellano Hernández tener las remodelaciones más importantes para seguir situándose como uno de los estadios favoritos para los amantes del rey de los deportes.

Actualmente cuenta con una superficie de césped natural, 14,917 butacas divididas en las zonas VIP, Central, Lateral, Alta y General, y los aficionados pueden disfrutar de increíbles sitios como la tienda de souvenirs, la explanada principal, los restaurantes Mi Viejo Molino Sport, Los Trompos, y el nuevo Boston’s Pizza, además de otras áreas de alimentos y bebidas, así como diversas zonas de entretenimiento.

Luego de 39 años, el Parque Kukulcán Alamo sigue siendo un emblema yucateco y el mejor lugar para disfrutar de una manera espectacular el beisbol con toda la familia y amigos.

*Fotos 1982 cortesía Diario de Yucatán

 

 

 

Boletín de prensa