Herramientas tecnológicas basadas en los hábitos del consumidor son clave para la digitalización de la empresa inmobiliaria

 

NOTIPRESS.- De acuerdo con especialistas del sector inmobiliario, la digitalización y herramientas tecnológicas empleadas por fintech y proptech prevén mejorar la experiencia del comprador durante la nueva normalidad. Ello informó Estudio Contaragencia especializada en inteligencia de mercados, en una entrevista exclusiva para el equipo de NotiPress.

La digitalización, como proceso de transformación por herramientas tecnológicas basadas en medios informáticos e interacción online, ofrece importantes beneficios para el sector inmobiliario. Según la investigación sobre digitalización realizada por Estudio Contar, nueve de cada diez pequeñas y medianas empresas (pymes) consideran que la digitalización generó beneficios en sus empresas durante la pandemia por Covid-19. De igual manera, 56% de las empresas aseguran que sus ventas serían menores si no contaran ya con algunos procesos digitalizados.

Estudio Contar indicó, los principales beneficios percibidos en la digitalización de pymes fueron reportados por una muestra representativa de empresas del país encuestadas en 2020, frente a las afectaciones por la pandemia. El 44% de los encuestados reportó, la digitalización genera un mayor control de los negocios; 32% indicó, ayuda a optimizar recursos; 31% comentó sobre mayor rendimiento percibido; 16% informó que trabajar desde cualquier sitio es una gran ventaja en materia de teletrabajo; 15% comentó la rapidez para obtener datos; y 11% la estandarización de procesos.

Los beneficios ofrecidos por la digitalización parten de alternativas presentadas por aplicaciones y servicios web, sobre todo en medio de las medidas de confinamiento sanitario, indicó la agencia. En el caso de la industria de construcción y sector inmobiliario, la digitalización ha permitido que sus ventas se realicen con mayor control, en respuesta a los nuevos hábitos del consumidor.

Óscar Salas, especialista y vocero de Estudio Contar, indicó en la entrevista para NotiPress, la combinación de tecnología en la gestióncadena de suministros y legislaciones de tecnologías financieras (fintech) y tecnologías de sector inmobiliario (proptech) han impactado la experiencia del comprador, con lo que esperan un incremento general en la satisfacción de la misma. Desde la perspectiva y experiencia del comprador o prospecto inmobiliario, el buyer journey ha sido impactado por el gran dinamismo que ofrecen las fintech y proptech desde la búsquedacomparación y financiamiento. Los compradores aceptaron cada vez más la dinámica virtual por las circunstancias de seguir el proceso de compra digitalizado, comentó.

Estos hábitos y experiencia del comprador se encuentran en un ecosistema de servicios móvilesweb, con énfasis en automatización y atención a distancia. Hay un proceso de compra que presenta mayor comodidadagilidad, y facilidad con respecto a la dinámica anterior a la pandemia, comentó Óscar Salas. Desde la documentaciónfirmas, autorizaciones; hasta búsqueda de inventariosconsulta sobre propiedades, y transferencia de datos y documentos con otros compradores, el proceso se realiza de manera sencilla y desde dispositivos móviles.

Las herramientas empleadas por fintech y proptech siguen tendencias del mercado digital que se presentan dentro del ecosistema de comercio electrónico (e-commerce). Entre las tendencias se encuentran servicios de nube para ofrecer información actualizada durante las visitas a propiedades, automatización en el seguimiento de prospectos y gestión de visitas. Asimismo, el especialista resaltó la importancia del marketing conversacional, donde se involucra una interacción de redes socialesservicios de mensajería, y bots de charla que atienden a los compradores.

Salas indicó: “esta combinación de herramientas que generan las proptech y fintech realmente están impactando la experiencia del comprador, esto espera generar una mayor satisfacción a lo largo del proceso”. Las tecnologías digitales comenzaban a utilizarse, pero los hábitos del cliente no la dejaban alcanzar un mayor potencial. Ahora, con los cambios suscitados, estos hábitos se modificaron, provocaron una aceptación del nuevo buyer journey, y llevan a la evolución del sector inmobiliario, informó.

“Sin duda, una empresa alineada a los nuevos hábitos del consumidor permitiría un flujo de operaciones sin contratiempos y experiencia de compra satisfactoria con impacto positivo en el ROI”, agregó Óscar Salas. Ello se refleja en la perfilación e indicación de usuarios en línea, ya que según los datos de la agencia de inteligencia inmobiliaria, la búsqueda de vivienda aumentó 25% durante el confinamiento.