Contaminación de las industrias, automóviles y la agricultura es expuesta desproporcionadamente a las poblaciones minoritarias

 

NOTIPRESS.- Diversos han sido los estudios que señalan las disparidades en diferentes ámbitos en un país multicultural como lo es Estados Unidos para las personas de color (POC) de las blancas. Un reciente estudio señala, las personas de color comprendidas por afroamericanos, hispanos y asiáticos americanos están más expuestos a la contaminación aérea.

El estudio, realizado entre ingenieros de diferentes universidades del este de Estados Unidos, fue publicado en la revista Science Advance. Si bien las disparidades raciales, étnicas y socioeconómicas en la exposición a la contaminación del aire es un tema documentado, no había evidencia suficiente para determinar el impacto de las diferentes fuentes.

Los resultados de las pruebas para determinar cuál era la disparidad en la exposición de partículas PM2.5 demostraron ser bastante altas y estar presente en toda la sociedad. El grupo determinó la exposición promedio en 2014 era de 6.5 μg m pero las exposiciones altas afectaban a las POC con 7.4 μg m. Las personas afroamericanas eran el número más alto con 7.9, hispanos 7.2 y asiáticos 7.7 μg m, siendo las personas blancas las menos expuestas con 5.9 μg m.

Esperábamos encontrar que sólo un par de fuentes diferentes eran importantes para la exposición dispar entre los grupos étnicos raciales. Pero lo que encontramos en cambio fue que casi todos los tipos de fuentes que analizamos contribuyeron a esta disparidad“, declaró Christopher W Tessum, autor líder del estudio.

Desde la agricultura, la construcción, plantas de energía, hasta emisiones industriales, residenciales o de transporte, todas afectan de forma desproporcionada a las personas de color en minoría. Los grupos poblacionales afroamericanos son los más expuestos a la contaminación aérea mientras las personas blancas son las menos expuestas, sin importar el lugar o clase social.

Las implicaciones de estos descubrimientos afectan a la salud y el estilo de vida de los estadounidenses. Según información de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) las partículas PM2.5 son responsables de 85 mil a 200 mil muertes al año en el país norteamericano.

Es pues el racismo una problemática estructural que afecta todos los niveles y tiene implicaciones incluso en la contaminación a la que se está expuesto. Expertos mencionaron se trata de una problemática histórica y viene desde prácticas racistas del siglo XX en Estados Unidos. “Las comunidades de color, especialmente las comunidades afroamericanas, se han concentrado en áreas adyacentes a zonas industriales, y eso se remonta a décadas y décadas, a la línea roja“, comentó Justin Onwenu, experto y líder de algunas comunidades.

Identificar esta disparidad tan grande entre los diferentes grupos étnicos raciales permite comenzar a realizar acciones contra las prácticas racistas. Principalmente en un tema que, si bien parece afecta a todos por igual como la contaminación, tiene mayores impactos en personas de color.