La Diócesis de Chapecó (Brasil) se solidarizó con las víctimas del ataque a la guardería “Escola Infantil Pró-Infancia Aquarela”, y llamó a los fieles a unirse en oración por los dos maestros y tres niños que fallecieron y por el consuelo de sus familias.

El martes 4 de mayo, alrededor de las 10:00 a.m., un joven de 18 años invadió la guardería, ubicada en el municipio de Saudades, estado de Santa Catarina (Brasil), y golpeó con un machete a niños y adultos.

Después del ataque, el hombre salió de la guardería, fue abordado por la gente e intentó suicidarse, pero fue detenido. Luego fue trasladado al Hospital Beneficente de Pinhalzinho, donde se encuentra en estado grave.

La Policía Civil reportó que los tres niños que murieron tenían menos de dos años: dos fallecieron en el acto. El tercero falleció a pesar de haber recibido atención médica en el hospital de la ciudad. Las profesoras asesinadas son Keli Adriane Anieceviski, de 30 años, y Mirla Renner, de 20 años.

El día del atentado, la Diócesis de Santa Catarina dijo en Facebook que se solidariza con todas las familias del municipio de Saudades, especialmente, los familiares de las víctimas. “Todas nuestras oraciones y que Dios consuele el corazón de los demás”, escribieron.

El 5 de mayo, el Obispo de la Diócesis de Chapecó, Mons. Odelir José Magri, celebró la Misa de cuerpo presente de las cinco víctimas de la tragedia en el velatorio colectivo del municipio de Saudades, para “consolar a las familias de las víctimas”, señaló la Diócesis. La ceremonia se realizó bajo protocolos de bioseguridad y contó con la asistencia de decenas de fieles. 

La investigación preliminar indica que la tragedia no escaló, porque los maestros se dieron cuenta de lo que estaba pasando y cerraron con llave las otras habitaciones donde se ubicaban los demás estudiantes de la institución, que cuida de niños de hasta 3 años de edad.

El delegado regional de Chapecó, Ricardo Nilton Casagrande, dijo que está en Saudades investigando las razones que habrían motivado este brutal crimen. “Aún no fue posible hablar con el autor, está hospitalizado”, dijo.

Tras el ataque, la gobernadora de Santa Catarina, Daniela Reinehr, decretó un duelo oficial de tres días. “Expreso mi profunda tristeza y ofrezco mi solidaridad”, escribió en Twitter.

Por su parte, el alcalde de Saudades, Maciel Schneider, decretó duelo oficial y dijo que las clases en el municipio están canceladas esta semana. Además, se dispuso de equipos de salud y psicólogos para acompañar a las familias. “Es un momento muy triste en nuestro pequeño pueblo”, dijo.

“Ni siquiera sabemos cómo actuar. También soy un gerente por primera vez, de 35 años, también tengo un hijo pequeño. Una película comienza a reproducirse en nuestras mentes”, concluyó.

Traducido y adaptado por Cynthia Pérez. Publicado originalmente en ACI Digital.

 

 

 

 

 

 

 

FUENTE: ACI PRENSA