Rasgos genéticos modificados del nuevo mosquito les permitirán matar a las hembras en Florida, Estados Unidos

 

NOTIPRESS.- Por primera vez, Estados Unidos aprobó la modificación genética de mosquitos para que estos vuelen libremente y funjan como pesticidas contra el mosquito causante del zika y dengue. Los mosquitos modificados llevarán en sus genes la instrucción de matar a las hembras luego de su nacimiento y no permitir así nuevas generaciones. En un futuro, la compañía encargada de modificar los mosquitos planea venderlos alrededor del mundo para acabar con la especie portadora de enfermedades.

La compañía Oxitec es la encargada de la crianza de mosquitos genéticamente modificados por medio de incubadoras hexagonales. Los mosquitos usados para dichas modificaciones pertenecen a la familia Ae. aegypti, el mosquito portador del dengue y el zika. Una vez criados, al alcanzar la etapa de apareamiento, pueden ser liberados y así esparcir los rasgos genéticos en sus crías.

Según Nathan Rose, biólogo molecular y jefe de asuntos regulatorios de Oxitec, “ninguna larva hembra debe sobrevivir a la edad adulta en la naturaleza“. Ello, debido al rasgo genético incorporado en los mosquitos macho, el cual está diseñado para asesinar al mosquito hembra. Sin embargo, sólo la mitad de las crías de estos mosquitos genéticamente modificados llevarán estos rasgos, ante la naturaleza genética de no siempre heredar rasgos ascendentes.

Nombrada OX5034, la cadena de mosquitos asesinos podría comenzar a usarse en Florida, uno de los estados con mayor número de especies Ae. aegypti. “Uno de los tres mosquitos más importantes del mundo en el número de enfermedades capaz de propagar“, explicó Don Yee, ecólogo acuático de la Universidad del Sur de Mississippi en Hattiesburg.

A pesar de estar genéticamente modificados, los mosquitos pueden detener su instinto asesino contra las hembras al aplicarse en las larvas un antibiótico a base de tetraciclina. Ello, se usa en el laboratorio de Oxitec en caso de optar por dejar sobrevivir a las hembras en el laboratorio y así puedan poner huevos para la próxima generación.

En otoño de este año, la compañía Oxitec podría liberar alrededor de 20 millones de mosquitos en total como parte de las pruebas iniciales. Por su parte, investigadores de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en inglés) ya revisaron los permisos correspondientes de esta prueba. Acorde con los CDC, es “poco probable” que los mosquitos genéticamente modificados fortalezcan las capacidades de los Ae. Aegypti para propagar enfermedades.

Con esta nueva técnica para acabar con la enfermedad del zika y dengue con base en mosquitos genéticamente modificados, se comienza una nueva era en la prevención de enfermedades. Asimismo, Brasil espera poder comprar en algún momento estos y poder utilizarlos en su país; lo cual no sería un caso aislado dependiendo de su efectividad.