Invertir en programas sobre ciencia de la Tierra de la NASA, una idea que analiza el sector privado

 

NOTIPRESS.- Empresas y organizaciones privadas están interesadas en invertir más en programas de ciencia de la Tierra de la NASA, con el objetivo de poder complementar las naves de la agencia espacial estadounidense. Durante la audiencia del subcomité espacial de la Cámara de Representantes sobre los programas de ciencias de la Tierra de la NASA, se dedicó en gran parte a cómo las naves podrían complementar las misiones de la NASA para estudiar el cambio climático. Esta es una de las prioridades más importantes en los recientes años, para la agencia y también para la administración del presidente Joe Biden.

Robbie Schingler, cofundador y director de estrategia de Planet señaló que la agencia espacial está creando sus próximas misiones insignia, incluyendo el programa Land Next“Eso brinda una oportunidad para que una asociación público-privada continúe con las misiones a fin de ser altamente exitosas”, mencionó.

Asimismo, Schingler destacó que incorporar las capacidades comerciales a través de la planificación y viables son estrategias de adquisición a fin de buscar mejores socios comerciales. Por otra parte, la NASA y el Servicio Geológico de Estados Unidos, aseguran estar estudiando futuros satélites científicos desarrollados en conjunto con el sector privado. Ello con la finalidad de poder construir programas de la ciencia de la Tierra a través de una mejor arquitectura, diseños optimizados en satélites los cuales pueden favorecer el estudio de la misma.

Según la NASA, para tener un mejor punto de vista de los siguientes programas espaciales, es indispensable en la etapa temprana crear una estrategia de adquisiciones, además de tener un comité“La NASA podría considerar tener una apertura de enfoques más novedosos e innovadores a fin de impulsar programas como Landsat Next de la próxima generación”.

Otros proyectos se han colocado sobre la mesa basados en enfoques novedosos e innovadores, por ejemplo, la asociación pública-privada del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. En ella, el proyecto anunciado en abril de 2021, tiene planeado lanzar diversos satélites para rastrear las emisiones de gas de efecto invernadero a finales de 2021 o principios de 2022.

Al igual que las misiones espaciales de la NASA, los próximos programas de la ciencia de la Tierra podrán proporcionar datos clave sobre los niveles de contaminación del planeta. Al mismo tiempo, los programas donde incluyan al sector privado en su investigación y desarrollo, tendrán la capacidad de comercializar otras aplicaciones de datos para satélites. Ello podrá ayudar a abordar uno de los desafíos más grandes que tiene la humanidad hasta el momento, el cambio climático.