Este lunes en Campeche los niños ya no regresaron a las 137 escuelas que se habían abierto para la clases presenciales, fueron cerradas nuevamente por incremento en los contagios de COVID-19.

El cierre de las aulas obligó a 5,972 estudiantes a que se quedaran en casa con aprendizaje a distancia, también se interrumpió el avance de nuevas escuelas que se preveía que regresaran a los salones.

El proyecto campechano había contemplado la apertura primero en ciudades y poblados menores de 100,000 habitantes, para gradualmente avanzar, sin embargo, ya no se cumplió.

En Nayarit también se suspendió el regreso a clases que estaba previsto para este lunes en las primeras 32 escuelas de municipios serranos, de La yesca, Del Nayar y Huajicori.

En donde si regresaron por primera vez fue en Aguascalientes, donde 120,000 alumnos van a la escuela; en Durango también se abren las puertas en 33 planteles; en Veracruz son 559,478 estudiantes quienes acuden a sus escuelas.

En Chiapas 500 escuelas tienen clases desde el 17 de abril y el proyecto estatal contempla la apertura de cuando menos 1000 planteles.

En Nuevo León también hubo retroceso del verde al amarillo, pero se mantiene el proyecto de regresar a las aulas el lunes 31 de mayo.

En cada caso son las autoridades educativas estatales las que deciden de qué manera se realiza la apertura.

 

 

Publicado originalmente en Newsweek