Podrían contener sustancias peligrosas para las personas

 

NOTIPRESS.- Ante la creciente demanda de vacunas contra la Covid-19, organismos de seguridad internacional como la Interpol han detectado la producción y venta de inmunizaciones falsas en el mundo. Las investigaciones apuntaron, los criminales utilizan viales vacíos y los venden a terceros para la creación de sustancia falsa que puede ser peligrosa. Para evitar el uso indebido de los viales usados y erradicar la falsificación, las autoridades trabajan en conjunto con los productores de fármacos.

Durante el mes de febrero de 2021, seis personas fueron detenidas por vínculos con la falsificación de dosis contra la Covid-19 en Monterrey, Nuevo León. Según el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, los involucrados ofrecían las vacunas falsas en alrededor de dos mil dólares la dosis. Un caso similar fue detectado por las autoridades sudafricanas, donde a principios de año descubrieron un almacén con dos mil dosis falsas.

Por su parte, el gobierno chino ha confiscado hasta el momento cerca tres mil vacunas falsas contra la Covid-19, y la detenido 80 personas por su vínculo con el crimen. Acorde con Stephen Kavanagh, director ejecutivo de los servicios policiales de Interpol, debido al miedo de las personas por el contagio de la enfermedad, “los criminales usarán sus mentalidades para ganar dinero“. Kavanagh informó, existen pequeños laboratorios en el sudeste asiático donde se producen inmunizaciones apócrifas y traslados de viales hacia América del Sur.

Respecto a la escala total de la creación de inmunizaciones falsas, el representante regional de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito para el Sudeste Asiático y el Pacífico, Jeremy Douglas, dijo, es difícil identificarla. Sin embargo, la oficina a su cargo asesora a los gobiernos sobre las cadenas de suministro de la venta y producción de estas vacunas.

Según Douglas, en la deep web se pueden encontrar enlistados de venta de dosis producidas por los laboratorios PfizerSinovac y Johnson & Johnson a precios elevados entre cientos y miles de dólares. Asimismo, Kavanagh explicó, documentos de certificación de vacunas y viales usados también son vendidos en Internet para producir vacunas falsas. Sin embargo, la investigación no ha arrojado datos que confirmen si los productos a la venta son verdaderos o falsos.

La gravedad del problema, según los expertos, es el peligro que representa el llenado de los viales falsos con sustancias dañinas. Las autoridades esperan trabajar en conjunto con los productores de vacunas y servicios de inteligencia informática para logar erradicar esta práctica. Además, mientras más rápido sea el reparto de inmunizaciones de manera oficial, menor posibilidad tendrán los criminales de vender las apócrifas.