Participaron Jaime Baksht y Michelle Couttolenc, ganadores del Óscar al mejor sonido por la película Sound Of Metal

 

Con el propósito de conocer cómo se realizan los filmes, su edición, áreas especializadas, producción y postproducción, el Espacio Cultural y la Cineteca de San Lázaro organizaron pláticas abiertas sobre Apreciación Técnica Cinematográfica.

​Al encuentro asistieron los ganadores del Óscar al mejor sonido por la película “Sound Of Metal”, Jaime Baksht y Michelle Couttolenc, quienes abordaron el tema de la grabación de audios, retos y desafíos, así como su importancia para lograr el buen entendimiento de las películas.

El crítico de cine, Erick Estrada, quien fungió como moderador, indicó que el sonido en el cine permite comprender lo que los personajes dicen, aunque se cree que este trabajo solamente es para que la gente escuche únicamente la voz de los intérpretes. “El sonido debe revalorarse y entender su importancia”.

Agregó: “Cuando se hace una película hay ensayos, pero desde ahí deberían estar las personas que trabajan el audio. Obviamente están en el rodaje, en la postproducción, pero debe saberse dónde comienza su trabajo”.

Preguntó sobre qué tanta libertad creativa hay en la materia del sonido y pidió conocer la posición y punto de vista de los invitados cuando ven otras películas y “apreciarlas con los oídos”. 

Revalorizar la importancia del sonido

Michelle Couttolenc dijo que es importante revalorizar el sonido y tratar de entenderlo, porque si no se comprende bien ya de entrada pierde valor y el espectador no sabe lo que sucede, ya que “además de los diálogos del personaje, el sonido hace sentir todo lo que pasa en el entorno”.

A pregunta específica de Erick Estrada, explicó que el sonidista debe hacer un desglose de lo que debe grabar, cuántos micrófonos se requieren, la distancia, y no únicamente presentarse el día de la filmación. “El sonido directo es solamente la primera etapa, con actores y producción en el lugar donde se graba”

Resaltó las dificultades de grabar de forma directa, porque pueden presentarse ruidos ajenos a la película, como el sonido de un avión. 

El sonido, fundamental para contar una historia

Durante la charla, el sonidista Jaime Baksht, ganador del premio Óscar por la película “Sound of Metal”, explicó que el sonido es un factor fundamental para contar una historia porque enfatiza las acciones de los personajes; no obstante, para ello deben ser acciones paralelas y creíbles en la escena.

Indicó que en el caso de la película “Sound of Metal”, el sonido, más que contar la historia, busca desarrollar el ámbito emocional del filme, es decir, los personajes se funden con el sonido de tal manera que se vuelven una sola entidad.

Además, el silencio no es ausencia de sonido, “hasta que el personaje se desconecta, entonces ahí sí se va a cero, pero este tiene una razón de ser dentro de la narrativa fílmica”.

Detalló que para que el sonido acompañe el arte de la imagen es fundamental una adecuada planeación en la preproducción, por lo que recomendó a los asistentes a esta charla ver una película dividiéndola en tres segmentos: oír los diálogos, la musicalización y efectos de sonidos.

“Aunque no se pueden quitar los elementos, hagan el enfoque con su cerebro y con ello analicen si los planos y elementos funcionan dentro de la composición de la imagen”, dijo.

La coordinadora del Museo Legislativo “Sentimientos de la Nación”, Edalid Mendoza Ávila, resaltó la importancia de haber tenido la participación de estos realizadores, porque fue una clase magistral sobre sonido e informó que en la próxima plática se abordará el tema de la dirección. “La Cineteca de San Lázaro siempre tiene las puertas abiertas para ustedes”.

 

 

 

 

 

 

Boletín de prensa