¿Cuáles son los retos y desafíos de la industria retail?

 

NOTIPRESS.- Un estudio hecho por Deloitte señala los desafíos que las empresas de retail deben considerar para seguir siendo efectivas y eficientes con sus clientes finales. Los principales retos se basan en conocer los cambios en las preferencias y hábitos de consumo de la población, así como la adopción y fortalecimiento de los canales digitales. También será fundamental tener conocimiento de la conciencia sobre el decremento del poder adquisitivo de los consumidores.

Durante el año 2020, la industria retail se vio beneficiada con la pandemia, ya que esta obligó a modificar cómo los consumidores se relacionaban con las empresas minoristas. Las compras de pánico provocaron que las tiendas de insumos básicos quedaran totalmente vacías y, a su vez, manifestaron las principales deficiencias de las cadenas de suministro mundial. El comercio minorista, actualmente se dirige hacia una evolución paulatina para emigrar a un modelo de negocio omnicanal. Dicho modelo se centra en la forzosa interrelación de los canales físicos y digitales, para afrontar los cambios de comportamiento en los hábitos de consumo de la población.

Felipe Reséndiz, director regional de ventas de Dematic México señala para NotiPress, “la clave radica en redefinir estrategias innovadoras, sostenibles y escalables. Para ello, deberán tener como base un entendimiento del entorno y que cumplan las necesidades del nuevo consumidor digital”. No obstante, destaca a la automatización como parte esencial de una evolución, para las empresas minoristas que buscan sobrevivir y obtener éxito.

“La automatización es capaz de mantener los procesos de surtido en funcionamiento y minimizar el riesgo para los empleados que se encuentran en la primera línea de distribución, debido a las restricciones de distanciamiento”, comenta Reséndiz. Asimismo, puntualiza que la nueva normalidad demanda la inversión en soluciones de automatización en tiendas y almacenes de distribución. Con este tipo de estrategias, proporcionan a los comerciantes minoristas la flexibilidad de identificar y ajustar los cambios rápidos en el tráfico de clientes y los patrones de compra, tanto en las tiendas como en línea.

Actualmente en México son cada vez más las empresas que se interesan por este tipo de soluciones e invertir en automatización puede dotar a los minoristas de la flexibilidad necesaria para hacer frente a futuros periodos de alta demanda. Con el escenario presentado por Covid-19, no solo la cadena de suministro enfrentó picos, también las restricciones sanitarias limitaron el uso del recurso humano. Las inversiones estratégicas en automatización podrían proteger a los negocios de la industria retail de interrupciones inesperadas.