Un organismo capaz de vigilar y hacer valer los derechos humanos en Internet, una propuesta

 

NOTIPRESS.- Actualmente, en Internet se producen fenómenos sociales donde el comportamiento de los ciudadanos destaca por un uso controlado y limitado, mientras el de los criminales todavía no es perseguido en su totalidad. Según una experta en las tecnologías de la información, el Internet puede cambiar para bien si la cultura del oportunismo de las compañías cambia por la cultura del interés público. Este cambio en el mundo virtual es equiparable al cambio de la cultura de la discriminación por la cultura de la inclusión en la realidad, lo cual, todavía representa un reto.

La especialista en impactos sociales y ambientales de las tecnologías de la información, Francine Berman, indicó, la tecnología hoy día es una infraestructura fundamental de la vida moderna. La profesora distinguida de Ciencias de la Computación Edward P. Hamilton en el Instituto Politécnico Rensselaer afirma, el internet “nos salvó la vida durante la pandemia. Sin embargo, también permitió la manipulación electoral, la rápida propagación de desinformación y el crecimiento del radicalismo“.

Para que el ciberespacio sea una fuerza para el bien requerirá de un cambio cultural en el uso y desarrollo del Internet donde se priorice el interés público sobre el beneficio privado, refirió Berman. El principal tema por cambiar es la responsabilidad del sector público al crear controles sociales para promover el buen uso de estas tecnologías en lugar de la explotación, manipulación y desinformación. Una vez especificados los derechos digitales para los ciudadanos, se debe crear una agencia federal con poder para regularlos y protegerlos.

Según Berman, el problema actual es: las legislaciones tienden a penalizar a los usuarios más de lo que penalizan a las compañías encargadas de dar el servicio de Internet o plataformas digitales. “Reorientar las prioridades de la empresa contribuiría positivamente a pasar de una cultura del oportunismo tecnológico a una cultura de la tecnología de interés público“, aseveró.

También, la experta propuso instaurar en los planteles educativos cursos y especializaciones para analizar a profundidad el impacto del Internet en los ambientes sociales. A través de estos, los estudiantes estarán mejor posicionados para ser expertos políticos en las próximas generaciones y profesionales empresariales con visión de rediseñar los servicios y productos tecnológicos.

Berman puntualizó, las legislaciones no pueden encargarse de mejorar la experiencia en el uso del Internet, pues en la realidad algunas leyes siguen siendo evadidas. Sin embargo, una cultura de respeto a la privacidad de los usuarios y a sus derechos humanos puede generar un ciberespacio de mayor calidad humana.