Se desarrolló un conversatorio sobre la vida y obra de este artista y habrá diversos eventos digitales hasta el 4 de junio

Con estas actividades se celebra la fundación, en 1936, de la Biblioteca General del Honorable Congreso de la Unión

 

La Cámara de Diputados, a través del Espacio Cultural San Lázaro, realizó el conversatorio digital “Astor Piazzolla: vida, obra y destino”, para conmemorar el Centenario del músico argentino y los 85 Años de la fundación de la Biblioteca General del Congreso de la Unión, mediante un programa de actividades artísticas a partir de este día y hasta el 4 de junio.

​Al dar la bienvenida, María Vázquez Valdez, directora de la Biblioteca y Archivo de la Cámara de Diputados, apuntó que el homenaje “Piazzolla 100 años” es convocado también por la Biblioteca General del Congreso de la Unión en conjunto con la Fundación Astor Piazzolla y la Biblioteca de la Nación Argentina.​

​Incluye la realización de dos conciertos, una entrevista, interpretaciones del pianista Héctor Infanzón y la transmisión de once videos elaborados por la Fundación, que ya han sido difundidos en los eventos de este programa de reminiscencia.

​Resaltó que se rinde tributo a Astor Piazzolla, músico bandoneonista y compositor argentino. “Es un honor rendir homenaje a uno de los músicos más importantes del siglo XX y uno de los creadores de tango más destacados de todos los tiempos”, mediante el Conversatorio “Astor Piazzola: vida, obra y destino”.

​Vázquez Valdez subrayó que este homenaje es el inicio de una serie de eventos de la fundación de la Biblioteca General del Honorable Congreso de la Unión, registrada en 1936, y que cumple este año su 85 aniversario.

​La Biblioteca General se viste de gala con este homenaje a uno de los músicos con la creación más viva y vibrante del siglo XX, a quien se admira profundamente en México, aseguró.

​Carolina Alonso Peñafiel, coordinadora de Servicios de Información, Bibliotecas y Museo de la Cámara de Diputados, a nombre de las secretarías General y de Servicios Parlamentario, dio la bienvenida y afirmó: hemos concebido un proyecto cultural ambicioso que tiene por objetivo llegar a más personas de diferentes sectores de la población, además de los que normalmente se acercan al Recinto Legislativo.

​Subrayó que en colaboración con la Biblioteca General, el Espacio Cultural San Lázaro y la Biblioteca de la Nación Argentina, se han unido esfuerzos para hablar de un músico provocador e inspirador, porque la cultura siempre es algo bello y hermoso, de ahí que “este conversatorio nos llenará de paz y nos dibujará una sonrisa que tanta falta nos hace en estos tiempos tan agitados que viven nuestras naciones y el mundo”, afirmó.

​Al moderar el conversatorio, Ismael Carvallo Robledo, asesor de la Secretaría General de la Cámara de Diputados, comentó que es una satisfacción haber logrado este proyecto, en virtud de que existe un amor profundo entre las dos naciones y nuestros pueblos, que se concreta a través de la obra de Piazzolla. En México, 2021 es un año en que convergen varias conmemoraciones históricas, así como el centenario del músico argentino.

​Esta conmemoración se basó en la pasión y amor a la música, así como en la admiración genuina hacia Piazzolla, uno de los músicos más importantes que América dio al siglo XX, cuya obra fue diseminada en muchas colecciones entre México y Argentina a través de su hija; por ello, la pertinencia de este homenaje.

​Informó que mañana martes se transmitirá el concierto de gala de 1983, realizado en el legendario Teatro Colón, en Buenos Aires, Argentina, donde fue la consagración de Piazzolla; se difundirá en once capítulos un documental; el jueves se interpretará un concierto de la Orquesta de la Biblioteca de la Nación Argentina.

​El viernes, Héctor Infanzón, pianista, jazzista y compositor, de los más importantes que tiene México en la actualidad, hará una interpretación de lo que es Piazzolla en el siglo XXI, que es algo inédito, a través de cuatro piezas grabadas en la sala Manuel M. Ponce, de Bellas Artes.

Escuchar música cura la angustia que vivimos

​Laura Escalada Piazzolla, fundadora y presidenta de la Fundación Astor Piazzolla y esposa del compositor argentino, afirmó que “Astor llega a todos los corazones y en tiempo de pandemia escuchar música cura el espíritu para sacarnos del miedo y de la angustia que estamos pasando; además, nos une universalmente porque la música cura a la gente al introducirla en ese mundo de notas maravillosas que se disfrutan hasta la última célula del cuerpo”.

​De forma emotiva agradeció a la Cámara de Diputados y a México la realización de este programa de conmemoración “Piazzolla 100 Años”. Aseguró que no se conoce toda la obra del compositor porque varias piezas nunca se tocaron ni imprimieron. Es un acervo de unas tres mil 500 obras, entre ópera, música sinfónica, ballet y cine, cuyas partituras están en posesión de la familia.

​Identificó a Astor como un hombre apasionado y honesto, entregado a su creación artística, quien nació en Mar del Plata, Argentina, en 1921, y residió desde 1924 en Nueva York con sus padres, donde conoció los ritmos de Estados Unidos y los incorporó con un estilo propio.

Introdujo al tango una contemporaneidad singular mediante arreglos diferentes y estridentes que dieron un vuelco a esa expresión artística tradicional, al incorporar un elemento novedoso como la guitarra eléctrica.

​Con la emoción en la garganta, Laura, esposa de Astor, deleitó a los cibernautas y participantes en el conversatorio digital con recuerdos y anécdotas, al ser partícipe de piezas únicas que nunca se escribieron ni imprimieron, pero que como compañera de vida quedan plasmadas en su corazón.

​Refirió que su concentración era tan grande, tocaba con tanta pasión, que hacía sinergia con su instrumento, era eso lo que atraía al público, sobre todo para escuchar sus interpretaciones de tango diseñadas hacia el futuro, cuya entrega era la misma ante un espectador o miles.

​El concierto en el Teatro Colón, en Buenos Aires, fue catalogado por el músico como “tocar el cielo con las manos, porque la consideró como una consagración en su país”. Fue la emoción más grande que se llevó de su nación, pero Argentina no se lo reconoció como se merecía, consideró Laura.

​Daniel Villaflor Piazzolla, quien nació en México y conserva su nacionalidad, vicepresidente de la Fundación Astor Piazzolla y nieto del músico, resaltó la importancia de seguir difundiendo la obra de su abuelo y valoró la programación de actividades en torno al centenario del compositor argentino, por lo que agradeció a la Cámara de Diputados y a México el homenaje.

​Destacó las raíces de Astor con México, debido a que su hija y nietos vivieron aquí en los setenta, cuando hubo un momento muy complicado en Argentina por la dictadura militar. Viajaba constantemente a México, de donde surgió un singular vínculo entre el país y el pueblo mexicano. 

Piazzolla inventa un nuevo discurso del tango

​Carlos Kuri, autor del libro “Piazzolla, la música límite”, publicado en 1992, texto fundamental sobre el compositor argentino y que cuenta con cuatro ediciones, afirmó que la música de Astor es la única música subversiva que se produce en Argentina. Al introducir su peculiar perspectiva creativa inicia en 1955 el tango contemporáneo, vinculado con el sonido tonal e “inventa una manera de hacer el discurso del tango que no existía antes”.

​Además, es uno de los compositores de Latinoamérica que sigue vigente porque cambió la música en el mundo, como lo hicieron Silvestre Revueltas y Manuel M. Ponce, entre otros. El equilibrio y la tensión de la partitura y la excitación física que produce la música de Piazzolla, lo hace distinto. De ahí que su obra transciende su propia vida plasmando mundos sensibles captados en su alrededor.

​Su propuesta, vigente hasta hoy, significa un “movimiento brutal” al profundizar entre la música académica y popular como el tango, con inspiración del jazz, que conoció en Nueva York, imprimiendo excitación y emoción, hasta entonces no conocida. Transformó el tango para bailar el milonguero como espectáculo.

​Astor inventa a su receptor para que escuche su música, siendo la marca y huella de que hay obra para disfrutar. Piazzolla inventa un oyente que no era el del jazz, ni el de la música clásica, sino uno diferente, lo cual consigue, por eso ahora hay un amplio abanico de gente que no sólo lo conoce, que lo descubre para gozar de su música, que como en las grandes obras pervive un elemento sobrenatural que trasciende los tiempos y espacios.

​Para concluir el conversatorio, María Vázquez Valdez, directora de la Biblioteca y Archivo de la Cámara de Diputados, refirió que “la música cura y une, lo cual adquiere una relevancia siempre, especialmente en estos momentos que vive la humanidad, porque la música nos hermana, transciende fronteras, distancias, espacios, vida y muerte; por eso estamos hoy, en 2021, conmemorando a Astor Piazzola en México y en Argentina”.

 

 

 

Boletín de prensa