Enrique Vidales 26 septiembre, 2018

Presenta esta noche su novela "Silvia"


Por Manuel Bello Hernández

México, 26 Sep (Notimex).- Arquitecto de profesión y adicto al deporte de alto rendimiento, José Memun (1974) aseguró que escribir no es una tarea sencilla, toda vez que el autor requiere además de excelente ortografía, ser congruente y verosímil.

Entrevistado a propósito de su novela “Silvia”, que esta noche presenta en una reconocida librería en la zona de Coyoacán, señaló que aquel que desee dedicarse a las letras, debe tener conocimiento pleno sobre literatura e ideas claras.

“Las letras son difíciles, no es cosa fácil, se requiere ser congruente y manejar una verosimilitud constante, porque me queda claro que los lectores somos una especie de detectives privados donde buscamos la aguja en el pajar a la obra del escritor”, indicó.

Tras un tardío encuentro con la lectura, una tarde melancólica de invierno, un ejercicio de retrospectiva de su vida, un encuentro personal e íntimo en el que reflexionó sobre quién era y de dónde venía, inició lo que años más tarde sería “Silvia”, su primera novela romántica.

La historia tiene como protagonistas a "Silvia" y "Jorge", una pareja de jóvenes que se enamoran, pero a ella le surge la oportunidad de irse a estudiar al extranjero, lo que ocasiona que "Jorge", su novio, se quede triste y desolado.

“Se trata de un tema donde la melancolía se refleja en esta etapa de la adolescencia; son dos chavos que se conocen muy jóvenes, se enamoran, se separan y enseguida suceden muchas cosas, sus vidas toman caminos diferentes y la historia se va dando así.

“Son aventuras, melancolía, recuerdos, impulsos, un tema social de cómo era ese México en aquella época”, dijo Memun para quien Silvia, sale de una familia que es conservadora, pero al final abandona el nido; un tema social en el México de los años 80 y en el de ahora.

La historia de esta novela publicada por Caligrama, es una historia de encuentros y desencuentros entre dos jóvenes, ambientada en México, Londres, Berlín y Roma.

Viviendo entre amistades entrañables, familias tradicionales y personajes coloridos, luchan por preservar una relación que en esencia es inocente y aparentemente frágil; una que probablemente no sobrevivirá a los embates del tiempo.

El amor se pone a prueba cuando "Silvia" recibe una beca para estudiar en la Universidad de Oxford. "Jorge" se debate entre la seguridad del hogar y la promesa de una vida junto al amor de su niñez.

Todo se complica cuando el joven, que no es de tomar riesgos, decide ir a buscar a "Silvia", quien ahora tiene una opinión muy diferente de lo que su antigua vida le puede ofrecer.

“La idea de esta novela, no es algo personal, surge como una pequeña introspección de épocas, donde los chavos hacíamos ciertas cosas y vivíamos de diferente manera.

“Es una historia de ficción donde me veo reflejado, pues en esa época así vivíamos y convivíamos, y no es como hoy que nos encontramos más alejados con tanta tecnología, antes éramos felices con lo que teníamos”, comentó el autor para quien el género romántico es hoy un distractor ante malas noticias del día a día.

“Soy arquitecto y mi trabajo son los puntos y las rayas y para esto tuve que batallar; me apasiona tanto que batallé de cero y tuve que ver redacción, sintaxis, puntuación, temas que debí estudiar.

“No me pesó, todos somos literatura y somos lo que leemos, entonces de cierta manera fue una embarrada de cultura y un crecimiento magnifico el haber hecho esta novela porque al final, estudié y me llené de cosas magníficas”, concluyó.

 

Facebook Comments

Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: