Enrique Vidales 11 septiembre, 2018

Mérida, Yucatán, 11 de septiembre de 2018.- Alumnos beneficiados con el apoyo del programa “Padrino Académico” creado por la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), se reunieron el pasado viernes con sus benefactores con el objeto de expresar su agradecimiento y, a la vez, su compromiso de responder con su máximo esfuerzo académico.

El objetivo de este programa de vinculación es reducir el índice de deserción escolar de los estudiantes a causa de la falta de recursos económicos, a través del apoyo económico de empresarios, egresados o particulares; que se hacen cargo de la cuota de inscripción de uno o más estudiantes. En su tercera edición este programa ha beneficiado a 32 estudiantes que cursan alguna de las cuatro licenciaturas que se imparte en ese plantel universitario.

El director de la Facultad, Aureliano Martínez Castillo explicó que el apoyo consta en cubrir el pago de inscripción del alumno, el cual es de 1,700 pesos y se realiza de manera semestral. Al dirigirse a los estudiantes beneficiados, Martínez Castillo pidió que “Den su máximo esfuerzo, no solo durante este semestre sino durante todo su tránsito en la carrera, pues es la mejor forma de demostrar la gratitud hacia las personas que les están brindando su apoyo”.

Afirmó que “alcanzar el éxito profesional o personal requiere invariablemente abandonar nuestra zona de confort, es necesario hacer cosas extraordinarias para obtener resultados extraordinarios”. Al mismo tiempo, agradeció el apoyo de quienes de manera desinteresada han participado en este programa desde su inicio en 2016, “apadrinando” alumnos con dificultades económicas, brindándoles la oportunidad de seguir estudiando.

Martínez Castillo explicó que este programa ha pasado de atender a 18 alumnos en el semestre agosto-diciembre de 2017, a 32 estudiantes durante el semestre agosto-diciembre de 2018, asimismo, comentó que existen tres tipos de Padrinos Académicos, el platino que apoya a dos o más estudiantes, el oro a un alumno y el padrino plata aporta una parte de la inscripción.

Para concluir, indicó que este programa se concibe como un vínculo entre sociedad y estudiantado para establecer una relación que va más allá de lo económico y lo académico: es una relación de oportunidad y de amistad, donde los protagonistas tienen nombre y apellido y se unen a través del lazo fraterno de la solidaridad.

Facebook Comments

Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: