Enrique Vidales 5 enero, 2015

renan-alcaldeHaciendo un revisión de los pagos de proveeduría del Ayuntamiento de Mérida con números de contrarecibo 448803 y 464399 se encuentra con la descripción en el concepto de pago “O.C. :APORTACION DEL 50 POR CIENTO DEL IMPORTE TOTAL DE $ 3´000,000.00 DE ACUERDO AL CONVENIO DE 26 DE AGOSTO DE 2014, PARA LLEVAR ACABO ACCIONES DE ASESORIA Y CAPACITACION A TODOS LOS INVOLUCRADOS DIRECTOS DE PROGRAMAS QUE EL MUNICIPIO TENGA IMPLEMENTADO” la cantidad entregad de esos tres millones de pesos a la Asociación Nacional de Consejos de Participación Cívica A.C.

En la página de la asociación en comento (http://www.comunidadessegurasmexico.mx) se declara como un Centro Afiliado para estructurar estrategias establecidas por el Movimiento Internacional Safe Community y coordina conjuntamente Instituto Cisalva las acciones para obtener la Certificación por parte del Instituto Karolisnka. El modelo “Who safe communities” (comunidades seguras de la OMS) se enfoca en la prevención de lesiones se ha adoptado en todo el mundo como modelo para coordinar esfuerzos comunitarios a fin de mejorar la seguridad y reducir las lesiones. Aproximadamente 150 comunidades en todo el mundo tienen la designación formal de “Comunidades Seguras”. Es de interés de salud pública determinar hasta qué grado tiene éxito el modelo y si reduce las tasas de lesiones.

Aquí lo interesante, ya que según la página de la asociación beneficiada el Ayuntamiento de Mérida tiene al parecer los méritos suficientes para convertirse en una comunidad segura. El propio alcalde Renán Barrera destaca acciones y programas tendientes a mejorar la seguridad, tanto en las colonias y comisarías, así como el caso de los niños y jóvenes con los programas patrulleros escolares y Tú Decides que fortalecen las conductas positivas en los centros escolares. Pero no se queda atrás el regidor Felipe Duarte que con repartir “…300 catálogos de servicios de la administración pública desde becas, servicios de salud, atención jurídica y hasta programas de atención a los adultos mayores” ya se logra abatir la incidencia de lesiones en la ciudad.

Pero basta recordar algunos hechos significativos en lo que va de esta administración:

  1. La muerte de dos personas en comisarias que no pudieron ser atendidas eficientemente por el “teléfono rojo” que el mismo Ayuntamiento instaló en las cabeceras de las comisarías.
  2. La falta de verificación en un edificio antiguo en el centro de la ciudad donde el techo se vino abajo poniendo en riesgo la vida de decenas de yucatecos que tomaban el camión en la acera. Inclusive las labores de rescate inicialmente fueron atendidos por protección civil y seguridad pública del Estado. El personal del Ayuntamiento no estuvo presente hasta que la situación estuvo totalmente bajo control.
  3. En los medios de comunicación se habla de varios accidentes de tránsito donde se involucra al servicio público de transporte y también de automovilistas que le ha costado la vida a transeúntes y bicicleteros.
  4. Igualmente de varios alarifes que han muerto o han sido lesionados al caer de pisos superiores en construcción.
  5. Los parques públicos no son atendidos en cuanto a su infraestructura con mejor iluminación y con instalaciones que realmente protejan la integridad física de los niños. Tuvo que ser el gobierno del Estado quien estableció un programa de rehabilitación de 29 parques con una inversión superior a 11 millones de pesos para recuperar esos espacios públicos, deportivos y familiares.
  6. El pasado fin de semana en instalaciones de recreo de la empresa Coca Cola un empleado que bebía alcohol resultó muerto al estar debajo de un juego mecánico.

Además y más importante, es que Mérida no cuenta con un mapa de riesgos que les permita a las autoridades atender situaciones que ponen en riesgo de lesiones a los miles de meridanos que convivimos en esta ciudad. ¿No sería éste un elemento necesario y vital para la toma de decisiones que busquen prevenir accidentes y lesiones?

Es posible que esa cantidad de dinero permita que se le otorgue a Mérida un certificado de Comunidad Segura. Algo que quedará inscrito en un papel, no en acciones concretas que realmente nos permitan a los ciudadanos sentirnos seguros, libres de accidentes o lesiones

Facebook Comments

Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: