Enrique Vidales 16 septiembre, 2018

La agrupación se dedica a rescatar e interpretar música tradicional de Oaxaca, principalmente aquella proveniente de la región Mixteca

México, 16 Sep (Notimex).- Con una pequeña muestra de historias mixtecas-globales, que serán narradas con música, sonidos regionales antiguos y nuevos, con la música de los maromeros, el canto en mixteco, los sones y chilenas y hasta el swing del jazz oaxaqueño, el grupo Pasatono celebrará 20 años el próximo 30 de septiembre en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”.

Integrada por ocho miembros etnomusicólogos dedicados a rescatar e interpretar música tradicional de Oaxaca, principalmente aquella proveniente de la región Mixteca, y a promoverla agregando arreglos e influencias más modernas, ofrecerán el recital que llevará titulado “OKO 20 años”.

A lo largo de dos décadas, la agrupación originaria de Oaxaca, cruza muchos umbrales tanto nacionales como extranjeros y confirma que hay puntos comunicantes entre ellos a través de la música.

De esta manera, igual se han presentado en un solar de un pueblo mixteco como El Jicaral, Coicoyán, Oaxaca, como en Lincoln Center de Nueva York, el Museo Getty de Los Ángeles, California, así como en el Kennedy Center y el Smithsonian Institute en Washington, con un mismo común denominador: promover a la cultura mixteca a través de su música, sus historias, sus tristezas y sus alegrías.

Fundada en 1998 por Patricia García y Rubén Luengas junto a Edgar Serralde, esta agrupación es más que un ensamble de música tradicional de la Mixteca, se trata de la realización de investigación musical, de la construcción de instrumentos, de la creación rítmica, así como también de la educación sonora.

Es de mencionar que después de una década dedicada a este quehacer musical, Pasatono se reinventa, y en 2008 se crea el proyecto Pasatono Orquesta, conformando un ensamble que evoca a las viejas agrupaciones mixtas de cuerdas, alientos y percusiones, hoy casi extintas en la región Mixteca.

El sonido de las orquestas de los pueblos mixtecos como la Orquesta de Don Fernando Salazar, de Tezoatlán de Segura y Luna; la Beethoven Orquesta, de Coicoyán de las Flores, o la de Don Rafael Angulo y la del maestro Pimentel, de Tlaxiaco; fueron en un tiempo regocijo de los mixtecos, comensales de las bodas, o de paseantes en las tardes de serenatas en las plazas públicas donde escuchaban la música en los kioscos.

El ensamble que encontró que su música tradicional no era enseñada en la escuela, está integrada por Patricia García (violín obligatto), Rubén Luengas (bajo quinto y voz), Edgar Serralde (voz y jarana), Verónica Acevedo (violín segundo), Jorge Martínez (clarinete), Eloy Pérez (barítono), Sergio Martínez (contrabajo), Pablo Márquez (percusiones) y Onésimo García (trompeta).

Facebook Comments

Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: