Enrique Vidales 7 julio, 2018

Objetivos específicos:

1.    Describir qué es la “ideología de género”.
2.    Explicar la dictadura de la ideología de género y analizar sus consecuencias
3.    Relatar la situación en su localidad: Campañas de gobierno, Legislación, Expresiones de sus activistas, etc.

Desarrollo de contenidos

Las conductas sexuales emergentes responden a una nueva construcción social, en función de la ideología de género. Esto pone de manifiesto que la teoría de género se ha instalado como una innovadora representación de la sexualidad en el imaginario colectivo, con independencia de que ella se ajuste o no a lo que es peculiar de la condición humana (Aquino Polaino Lorente, 1992).

1.    La ideología de género

Mientras muchos podrían seguir considerando el término “género” como simplemente una forma cortés de decir ‘sexo” para evitar el sentido secundario que “sexo” tiene en inglés, y que por tanto “género” se refiere a seres humanos masculinos y femeninos, existen otros que desde hace ya varios años han decidido difundir toda una “nueva perspectiva” del término. Esta perspectiva, para sorpresa de muchos, se refiere al término género como “roles socialmente construidos”.
“El sentido del término ‘género’ ha evolucionado, diferenciándose de la palabra ‘sexo’ para expresar la realidad de que la situación y los roles de la mujer y del hombre son construcciones sociales sujetas a cambio”.
Mientras que el término sexo hace referencia a la naturaleza e implica dos posibilidades (varón y mujer), el término “género” proviene del campo de la lingüística donde se aprecian tres variaciones: masculino, femenino y neutro. Las diferencias entre el varón y la mujer no corresponderían, pues, –fuera de las obvias diferencias morfológicas–, a una naturaleza “dada”, sino que serían meras construcciones culturales “hechas” según los roles y estereotipos que en cada sociedad se asignan a los sexos (“roles socialmente construidos”).
“¡No naces mujer, te hacen mujer!,” “¡No se nace varón, te hacen varón!”. Cada uno se construye a sí mismo con independencia de su naturaleza sexuada. Queda a la libertad de cada quien el tipo de “género” al que quieren pertenecer, todos igualmente válidos.
Algunos apoyan la existencia de cuatro, cinco o seis géneros según diversas consideraciones: heterosexual masculino, heterosexual femenino, homosexual, lesbiana, bisexual e indiferenciado. De manera que, la masculinidad y la feminidad no se consideran, en modo alguno, como los únicos derivados naturales de la dicotomía sexual biológica.
Hay quien habla de 30 géneros, otros de 50 géneros o más.

2.    “Feminismo de género”

El “feminismo de género” es el de ideología radical surgido hacia fines de los 60’s, y se distingue del anterior movimiento feminista de equidad. La “nueva perspectiva” tiene como objeto impulsar la agenda homosexual / lesbiana / bisexual / transexual, y no los intereses de las mujeres comunes y corrientes.
Es así que para las “feministas de género”, éste implica “clase”, y la clase presupone desigualdad. Hay que luchar por de-construir el género.
 Se trata de una interpretación neo-marxista de la historia. Comienza con la afirmación de Marx, de que toda la historia es una lucha de clases, de opresor contra oprimido, en una batalla que se resolverá sólo cuando los oprimidos se percaten de su situación, se alcen en revolución e impongan una dictadura de los oprimidos. La sociedad será totalmente reconstruida y emergerá la sociedad sin clases, libre de conflictos, que asegurará la paz y prosperidad utópicas para todos.
En ese sentido, la feminista Shulamith Firestone afirma la necesidad de destruir la diferencia de clases, más aún la diferencia de sexos: “…asegurar la eliminación de las clases sexuales requiere que la clase subyugada (las mujeres) se alce en revolución y se apodere del control de la reproducción; se restaure a la mujer la propiedad sobre sus propios cuerpos, como también el control femenino de la fertilidad humana, incluyendo tanto las nuevas tecnologías como todas las instituciones sociales de nacimiento y cuidado de niños. Y así como la meta final de la revolución socialista era no sólo acabar con el privilegio de la clase económica, sino con la distinción misma entre clases económicas, la meta definitiva de la revolución feminista debe ser igualmente – a diferencia del primer movimiento feminista – no simplemente acabar con el privilegio masculino sino con la distinción de sexos misma: las diferencias genitales entre los seres humanos ya no importarían culturalmente”.
Para las “feministas de género”, los marxistas fracasaron por concentrarse en soluciones económicas sin atacar directamente a la familia, que era la verdadera causa de las clases.

3.    La “de–construcción” de la sociedad

La meta consiste en “re–construir” un mundo nuevo y arbitrario que incluye, junto al masculino y al femenino, también otros géneros en el modo de configurar la vida humana y las relaciones interpersonales.
La misma idea de “hombre” y “mujer” debe ser eliminada y difuminada.
Para llegar a una aceptación universal de estas ideas, los promotores del feminismo radical de género intentan conseguir un gradual cambio cultural, la llamada “de–construcción” de la sociedad, empezando con la familia y la educación de los hijos.
Una consecuencia grave de esta ideología, es que pretende la abolición de las instituciones que presentan un peligro para su difusión: la familia, la escuela y la Iglesia.
Reclaman apoyo económico oficial y el control feminista de la producción ideológica y cultural.

4.    La dictadura de la ideología de género

•    Los ciudadanos no saben con precisión en qué consiste la ideología de género, piensan que es un modo de evitar la discriminación de la mujer, y se está imponiendo desde diversos gobiernos sin un debate riguroso, escondiendo información.
•    Los proponentes de esta ideología usan sistemáticamente un lenguaje equívoco para poder infiltrarse más fácilmente en el ambiente, mientras habitúan a las personas a pensar como ellos.
•    La ideología de género pretende configurar un nuevo modelo de sociedad a través de las reformas legislativas y de los medios de comunicación. Ambos, leyes y medios, desempeñan un papel pedagógico clave en una sociedad que carece de formación y juicio crítico.
•    La ideología de género, una nueva tiranía política que nos dañará.
•    Ahora es una ideología política, que actúa como ideología oficial de varios países e incluye multas e inhabilitación a quien la critique.
•    Quien critique el concepto “identidad de género”, quien diga que el comportamiento homosexual o transexual es moralmente malo y médicamente problemático, ha de ser sancionado y castigado. Será falsamente acusado de “odiar a las personas LGBTIQ
•    Actitud avasalladora. La intolerancia de los tolerantes. Lenguaje hegemónico. “Homofóbicos”.
•    El lobby LGTB no soporta que aparezcan homosexuales que propongan la vía de la castidad o la amistad fraterna, por ejemplo. Y mucho menos que haya terapeutas que ayuden a alguien a cambiar sus sentimientos homosexuales.
•    Homosexualistas: activistas. Audaces. Violentos. Lobby legislativo.
•    Ha ganado la batalla política, muchas leyes la reconocen, la favorecen y la promueven.
•    “La ideología de género es un tsunami impuesto en un tiempo récord” (Benigno Blanco).
•    Diversos organismos internacionales, públicos y privados, tales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y múltiples fundaciones, impulsan la ideología de género y presionan a los gobiernos para que modifiquen sus políticas públicas a cambio de acceso a recursos internacionales.

5.    Situación en su localidad (investigar)

•    Legislación. Leyes a favor del “matrimonio igualitario”, a favor del aborto, “ideología de género” en las escuelas, etc.
•    Campañas de gobierno sobre “igualdad de género”, “matrimonio igualitario”, “derechos humanos homosexuales”, contra la “homofobia”, etc.
•    Expresiones de los homosexualistas como caravanas, agresiones a los “homofóbicos”, etc.

6.    Nos encontramos ante la más insidiosa y destructora revolución social.

•    “Desde hace ya décadas nos encontramos ante una nueva y gran revolución cultural, una de las más insidiosas y destructoras que puedan pensarse para la que no existe naturaleza, no existe verdad del hombre” (Cardenal Antonio Cañizares, en la presentación del libro “Ideología de Género, Reflexiones críticas”).
•    “La ideología de género es la última rebelión de la creatura contra su condición de creatura… el hombre moderno pretende librarse incluso de las exigencias de su propio cuerpo: se considera un ser autónomo que se construye a sí mismo; una pura voluntad que se autocrea y se convierte en un dios para sí mismo”.”(Cardenal Joseph Ratzinger).
•    Han ganado la batalla política y ahora están empeñados en ganar la batalla de la educación.
Es un ataque a la naturaleza humana, a la libertad y que pone en peligro la felicidad de muchas personas, especialmente niños

Bibliografía:

•    Qué quiere decir «Género». Jutta Burggraf
http://arvo.net/jutta-burggraf/que-quiere-decir-genero/gmx-niv865-con16762.htm
•    La agenda de género. Redefiniendo la igualdad. Dale O´Leary
http://vivoz.org/resources/biblioteca/laagendadegenero.pdf
•    La Ideología de género. Sus Peligros y Alcances. Comisión de Familia de la Conferencia Episcopal Peruana, 1998.
https://xlavida.files.wordpress.com/2006/09/ideologia-de-genero.pdf
•    Artículo: Presentación del libro “La ideología de género. Reflexiones críticas”
https://es.zenit.org/articles/ideologia-de-genero-la-mas-insidiosa-y-destructora-revolucion-social/
•    La dictadura de la ideología de género en México. Frente Nacional por la Familia

Fuente: http://frentenacional.mx/

Facebook Comments

Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: