Enrique Vidales 19 abril, 2018

Integrantes de las ternas que presentó el Ejecutivo Federal para renovar a los consejeros del  Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación INEE, comparecieron ante la Comisión de Educación, para exponer sus propuestas y responder a cuestionamientos de los senadores que conforman este órgano parlamentario.

Eduardo Backhoff Escudero, actual consejero presidente de la Junta de Gobierno del INEE, destacó que el instituto debe transitar hacia la promoción de la generación de recursos humanos en materia de evaluación educativa; por lo que, se han firmado o convenios con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para que se creen programas de capacitación y formación de especialistas.

Recursos humanos y materiales, apuntó, son necesarios para establecer programas que permitan, en el mediano y largo plazos, superar retos como establecer una visión panorámica e integral de la educación,   que incluya la revisión de currículums de docente y directores, de la  infraestructura educativa y las escuelas de calidad, a partir de una mejora a las evaluaciones que deben ser computacionales y contar con mecanismos de confiabilidad. 

Aseguró que el INEE trabaja de manera coordinada con las autoridades docentes y maestros de los estados, a fin de cumplir con un programa articulado en cuanto a evaluación tanto del  aprendizaje de los maestros como de los currículums del profesorado;  apoyo al servicio profesional docente y el impulso de escuelas de calidad.

Los senadores Daniel Amador Gaxiola, del PRI; Víctor Hermosillo y Celada y  Juan Carlos Romero Hicks, del PAN;  cuestionaron al aspirante respecto a las faltantes y mejoras que se debe resolver en el instituto.

Backhoff Escudero reconoció que el INEE no ha logrado una autonomía total con la Secretaría de Educación Pública y,  el principal reto, es establecer una alianza con el Magisterio para colocar a los maestros como el activo más importante de la educación y  al Instituto como el medio que para acceder a mayores herramientas de mejoras a la formación docente.

La aspirante Sofía Leticia Morales Garza coincidió en la necesidad de consolidar la autonomía del INEE, así como establecer procesos que permitan medir los impactos de la evaluación, para “despejar dudas” sobre este proceso, y contar los elementos necesarios que permitan fortalecer la formación continua de los maestros.

Señaló como su propuesta principal, la creación de consejos consultivos docentes, “para Incorporar las voces de los maestros,  para que  el INEE escuche  aciertos, debilidades y desafíos para lograr articular la calidad pedagógica con el aprendizaje de los alumnos.

Los senadores Hermosillo y Celada; Juan  Gerado Flores Ramírez, del  PVEM; y Martha Palafox Gutiérrez, del PRD; le preguntaron sobre los mecanismo y sus propuestas para fortalecer la autonomía del INEE y su percepción de la educación nacional.

Morales Garza sostuvo que durante la Cumbre de las Américas, se apuntó que la Reforma Educativa  puede servir de modelo para otras naciones de la región; sin embargo, en México es necesario emprender acciones que permitan lograr la calidad e inclusión educativa, como la reasignación de presupuestos que permitan mayor apoyo en las escuelas con mayor necesidad de intervención pedagógica

Bernardo Hugo Naranjo Piñera propuso se  reorienten las prioridades del  INEE, colocándolo como punta en la agenda educativa y tenga acceso a información y facultades en la elaboración de programas, así como en la difusión de los logros alcanzados en cuanto a calidad de educación.

Esto permitiría, abundó, vigorizar la imagen del INEE, porque hasta ahora se ha abocado a evaluar, pero no se hablan de los casos de éxito, como que Puebla sea el estado líder en educación durante tres años consecutivos, a pesar de los índices de pobreza que registra; en tanto  Sonora llegó a la cima del sistema educativo, en 2010.

Para ello, dijo,  se requiere que el INEE se complemente con las autoridades educativas a nivel federal y estatal, directores y profesores, así como con los padres de familia, a fin de que ellos, como formadores de la educación, sean dotados de las herramientas necesarias para contribuir en los avances de calidad.

Los senadores Hermosillo y Celada, Flores Ramírez y Amador Gaxiola, preguntaron cómo puede el Instituto fortalecer su relación e imagen con el profesorado, y también sobre si la pobreza es determinante en el rezago educativo.

Naranjo Piñera afirmó que en diversas encuestas se evidencia que la mayoría de los maestros está de acuerdo con la evaluación, pues es acorde a su cultura del mérito; lo que se requiere en todo caso es revalorar el Servicio Profesional Docente a partir de la  medición y difusión de los avances en calidad educativa. Puntualizó que Puebla es ejemplo de que la pobreza no es obstáculo para otorgar a los estudiantes alcancen mejores resultados.

Patricia Gabriela Vázquez del Mercado Herrera, en su turno, destacó la necesidad de apuntalar la trascendencia del INEE en los  resultados académicos y en la superación de los retos en materia de calidad, equidad y pertinencia.

Por ello, señaló,  se deben emprender acciones que permitan aprovechar los resultados de las evaluaciones en pro de una mejor preparación del mismo profesorado, se trata de que se obtengan insumos, como estadísticas e indicadores, para generar políticas que garanticen la calidad educativa.

Se pronunció porque el  instituto enfoque sus esfuerzos  en un mayor acercamiento con los estados, para aprovechar sus capacidades  generales y armonizar  programas nacionales y locales en el objetivo de una educación de calidad e inclusiva.

Los senadores Hermosillo y Celada,  Flores Ramírez y Palafox Gutiérrez, le pidieron explicara su propuesta para fortalecer la autonomía del INEE, así como el plan para lograr que cada estado cuente con un sistema educativo de acuerdo a sus características y a sus orígenes.

Vázquez del Mercado Herrera consideró que la Reforma Educativa estableció  lineamientos federales con el común denominador de lograr la profesionalización del magisterio, lo cual se respalda con un INEE  donde debe prevalecer  el diálogo para conjuntar esfuerzos con autoridades y maestros locales.

Roberto Peña Reséndiz, en su oportunidad,  propuso dentro del plan de trabajo del INEE la autoevaluación, así como evaluaciones externas que permitan identificar las acciones que no se realizan actualmente y son importantes para cumplir los objetivos en educación.

Es necesario, además, desarrollar esquemas de evaluación más ágiles, con reactivos más certeros, que permitan una evaluación más precisa, así como sirvan para preparar a los alumnos en su participación en evaluaciones académicas  internacionales.

Se manifestó también a favor de los programas sectoriales estatales, basados en la coordinación entre autoridades locales y federales, con miras a lograr resultados más efectivos a partir de considerarse las características en la que se encuentra inmersa cada escuela.

Los senadores Hermosillo y Celada y Amador Gaxiola, le preguntaron si su propuesta concreta es conceder a los estados mayor autonomía en la gestión educativa.

Peña Reséndiz explicó que, bajo el esquema federalismo, cada estado debe considerar en sus programas educativos sus particulares étnicas y lingüísticas, e incluso se puede ir más allá con el  empoderamiento de cada centro escolar en su localidad, lo que se conoce como autodeterminación de escuela, para desarrollar los programas que mejor le resulten, en materias como deporte, desarrollo de habilidades.

Margarita María Zorrilla Fierro señaló, en su turno, que se debe profundizar y diversificar la evaluación acorde a las condiciones en las que se ofrecen los servicios educativos en los municipios, para lograr las perspectivas.

Consideró que, además de analizar el desarrollo educativo a nivel local y federal, se deben evaluar las políticas educativas y los programas de gobierno, a fin de que el INEEE pueda valorar la incidencia de la medición del desempeño docente en pro de la mejora de los procesos y resultados del sistema.

Los senadores Hermosillo y Celada,   Flores Ramírez,  Amador Gaxiola, y Romero Hicks,  cuestionaron sobre si son necesarios cambios que eliminen la evaluación educativa.

Zorrilla Fierro expuso que el tema educativo es prioridad en la agenda de los Poderes Legislativos y Ejecutivo, para que no se realicen modificaciones que den marcha atrás a los logros que han alcanzado, a partir de la Reforma Educativa.

 

Facebook Comments

Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: