Enrique Vidales 21 diciembre, 2015

A lo largo de tres años de gobierno de Rolando Zapata Bello se está cumpliendo con una meta que se proyectó para la consolidación del campo yucateco: 300 km de caminos sacacosechas.

Estos caminos facilitan a los productores del campo la movilidad dentro de sus cultivos. En beneficio de una mejor cosecha y la negociación más directa con los distribuidores o clientes compradores. Esto produce un circulo virtuoso en el campo yucateco, ya que es posible que se eliminen los intemediarios, se consolide la economía del productor y con ello se mejore la inversión para continuar desarrollando cosecha.

El día de ayer el Gobernador Rolando Zapata Bello se trasladó a la unidad productiva “X Matuy 1” para dar el banderazo de inicio para la construcción de cinco carreteras sacacosechas que beneficiarán a 113 productores de este lugar, así como de las áreas conocidas como “X’Matuy 2”, “Muna 1 y 2”, “Redención del Campesino”, “José López Portillo 5” y “Francisco I. Madero”.

En conjunto, éstas constan de 21.6 kilómetros y servirán para la movilidad de cítricos, maíz, chile, papaya, tomate, pepino, calabaza, jícama, sandia, cacahuate y hortalizas que se siembran en una superficie total de 425 hectáreas.

Dicha obra, que forma parte de los 80 kilómetros anunciados en días pasados, se entregará en marzo próximo, con lo que ya sumarán 222 kilómetros de carreteras sacacosechas de los 300 que se tiene como meta durante el sexenio, en apoyo a los campesinos.

Tras el arranque de las acciones, Zapata Bello realizó un recorrido por el camino que será pavimentado, junto con productores, el Secretario de Desarrollo Rural, Juan José Canul Pérez; el Director del Instituto de Infraestructura Carretera (INCAY), Javier Osante Solís; el alcalde de Muna, Víctor Maravé Sosa, además de Diputados Federales y locales.

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: