Cuando Renán Barrera no puede ayudar al PAN

RenanNo hay ninguna duda que el PAN si hay quienes tienen buenas intenciones y desean resolver los temas de la ciudadanía con responsabilidad y compromiso. En días pasados el diputado del PAN Víctor Lozano Poveda, que desde sus años de estudiantes se formó en la militancia y activismo del blanquiazul, concedió una entrevista a Grupo Sipse. En ella mencionó la importancia y su compromiso por promover un marco jurídico que diera mayor transparencia y rendición de cuentas en los niveles de gobierno municipal y estatal. Criticó el hecho de que existan asesores contratados en las administraciones municipales que por buscar los medios de salvaguardar finanzas al final cometen errores, como no pagar el ISR de sus trabajadores. En consecuencia, se busca con su propuesta que esos asesores estén verdaderamente capacitados y sean expertos en la materia, así como también, que sean responsables solidarios si con sus acciones se daña el patrimonio económico y dinero público de las administraciones municipales. Una propuesta que se antoja sensata, que busca el mejoramiento de la administración pública municipal.

Sin embargo, por la misma postura se me hizo interesante preguntarle en la lógica de que los gobiernos no transparentes y los que no rinden cuenta son malos gobernantes, si la falta de un informe claro, transparente y detallado del carnaval de Mérida que no ha presentado el Alcalde Renán Barrera, sería suficiente para calificarlo como un mal gobierno. Obviamente no contestó al tweet debidamente etiquetado.

Igualmente tenemos el caso de la Ventanilla Única de Pensiones que lleva más de un año en estudio por una Contraloría Municipal que en lugar de ser garante de la legalidad y la práctica de un buen gobierno, se convierte en cómplice de la corrupción que beneficia a un pseudoactivista, de aquellos que usan a la ciudadanía para después servirse con la cuchara grande sin la mínima vergüenza. El Dr. Alfonso Peniche, que además es conocido que despacha en su consultorio atendiendo clientes cuando debería estar en una subdirección de salud municipal. ¿Es tan grande o que le debe el Dr. Peniche a Renán Barrera que se ha vuelto el intocable de esta administración?

Es muy claro que la intención del diputado Víctor Lozano es loable y habla bien de su compromiso a favor de la consolidación de la democracia. Lo malo para el PAN de Yucatán es que hay un alcalde que ni gobierna junto con su partido, mucho menos, es transparente y comprometido con la legalidad. No olvidemos que la compra de luminarias no se hizo conforme al mandato constitucional que exigía por monto una licitación pública, y que además, se creó un consejo ciudadano que se colocó por encima de la autoridad legítima colegiada del municipio que es el cabildo.

Hasta en lo político le ha costado al PAN las acciones de Renán Barrera como es el caso del escrutinio público que se hizo al diputado Raúl Paz por el asunto de la fiesta de los diputables. Cuando nadie se había dado cuenta de la presencia de Paz en el video que su publicación iba más orientado al ataque frontal contra los gustavomedaristas, se vio una mano negra que logró posicionar la crítica en la persona del legislador yucateco. Azorado y mal aconsejado justificó el hecho como parte de una guerra sucia impulsada por el PRI, cuando el que tiene mínimo de conocimiento político, las diferencias y los rencores dentro de Acción Nacional, era muy claro que había una mano amiga muy grande. Más sin importarle el daño de la imagen del partido que “sin querer queriendo” el golpe ha sido brutal.

El colmo del cinismo y del gandallismo de la administración panista fue el caso de la denuncia penal por un supuesto daño al patrimonio de los yucatecos por la colocación de unas carpas en el parque de la Colonia Alemán. De manera más que espectacular y como todo un CSI se acordonó el área de la escena del crimen: la perforación de agujeros para poner cuñas que no superaban el diámetro de una moneda. ¿Se acuerdan de la autorización de la carrera Coloréate en Paseo de Montejo donde aún no estaban inaugurada la remodelación que hace el Gobierno del Estado y que significó el derrame de pintura? ¿Alguien le dijo y recriminó a Renán Barrera por “manchar” una obra que es buena por imagen, turismo y seguridad?

Aquí reside por mucho el gran problema de Renán Barrera. Ni su partido le parece ponerle un alto para no seguir cayendo en la incongruencia del discurso político, ni a las representantes ni instituciones han ejecutado acciones para ya decirle basta a quien cree que todo lo puede hacer sin consecuencias.

Para el PRI su pasividad nos conduce a pensar que no hay intenciones de victimizarlo. Para el PRD no hay mayor caso, total, el único regidor del partido amarillo se complace al aprobarle lo que el alcalde quiera. Del PAN se entiende que lo intenten proteger. Lo malo, se que Renán no los protege. Tal pareciera que no le importa el partido y mucho menos el futuro del mismo.

AL CALCE. ¿Cuántas veces no se criticó al gobierno de Ivonne Ortega ser “de primeras piedras”? Vergüenza debe tener Renán Barrera de inaugurar una obra en miércoles como el Centro Acuático de Animaya para que tenga algo que decir en su II informe un viernes, y para el domingo los ciudadanos que quieren disfrutar de una obra la encuentren cerrada por mantenimiento. Auch… ¿tan pronto, sin que se use se echo a perder?

En verdad, a ti que eres panista ¿no te vergüenza tener un alcalde de tu partido así?

Be the first to comment on "Cuando Renán Barrera no puede ayudar al PAN"

Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: