Del Chapo y otros temas

LO PRINCIPAL. A las 12:16 en la cuenta del presidente Enrique Pena Nieto se decía “¡Misión cumplida!” anunciando con ello la recaptura de Joaquín Guzmán Loera alias “El Chapo”. El narcotraficante más buscado en México y los Estados Unidos, dos veces fugado. La última desde las que consideraba la mejor cárcel de máxima seguridad de México, que por la corrupción de autoridades carcelarias y custodios se logró una evasión que supera cualquier ficción.

Más que una misión cumplida, en realidad la presidencia tenía que corregir de manera inmediata un error que le había costado en la credibilidad y confianza. Más daño le había hecho en su imagen pública que los 43 desaparecidos la evasión del Chapo. Ya se había sostenido por supuestas fuentes oficiales norteamericanas de que este narcotraficante había financiado la campaña de Enrique Peña Nieto. Por lo cual la evasión parecía confirmar que había algo de razón en lo sostenido. Es por ello que la tarea de la recaptura era prioritaria para el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Pero el caso ha trascendido en otras esferas por la vinculación con los artistas Kate del Castillo y Sean Penn con supuestos proyectos fílmicos para limpiar imagen del narcotraficante. Un asunto que no es menor por las repercusiones legales que tiene en cuestión de apoyar o no a un prófugo de la ley. Es importante destacar que el estatus jurídico de Joaquín Guzmán era un evasor de una condena firme y en ejecución. La ayuda que se pueda presentar colude al hecho de la fuga misma. No hay cabida a una presunción de inocencia por la sentencia que establece una culpabilidad como verdad legal.

Hay quienes se han pronunciado en relación con la libertad que tienen los individuos para reunirse con quien uno quiera. Eso dentro del ámbito de la libertad pura. Inclusive la ley previene que hay una libertad de trabajo, pero con la condicional que ésta se debe ajustar a actos lícitos. Si para la entrevista de Sean Penn o en la organización del proyecto fílmico en cuestión se ha inyectado dinero del capo, entonces estamos ante la presunción de financiamiento de proyectos con recursos de procedencia ilícita, lo que sin duda constituye un delito. Pero ese es ahora el trabajo de las autoridades ministeriales.

Lo que no hay duda que a diferencia de Pablo Emilio Escobar Gaviria, que después de huir de “La Catedral” se encontró con una oposición de socios que conformaron el grupo PEPES (“Perseguidos por Pablo Escobar”) que lo dejó solo; en el caso de nos ocupa es claro que aún hay una red de apoyo que involucra a funcionarios, una infraestructura y logística muy bien consolidada en torno al Chapo Guzmán. No hay cabida a triunfalismos si no se tiene la capacidad para desmantelarla y así evitar posibles nuevos intentos de fuga.

¿Cuesta de enero? Los mexicanos estamos acostumbrados a la dificultad que representa la conocida “cuesta de enero”. Si algo hemos criticado a las autoridades en el manejo de la economía es que la dificultad que se ha tenido en convertir los beneficios macroeconómicos al bolsillo de los mexicanos. No hay duda que los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón lograron una estabilidad monetaria, pero que ésta no impacto de forma real en la economía de las familias mexicanas. Se presumió en aquellos años de un gran manejo de los indicadores económicos que hablaban de una fortaleza en las decisiones que se tomaban para controlarlos. Pero el poder adquisitivo del mexicano no avanzaba. Cada día daba para menos. Cada mes había alza en la gasolina y con ello el efecto inflacionario que aun apegándose a cifras porcentuales de un dígito no se veía el resultado en las familias.

Iniciamos un año diferente. Contra lo que muchos digan, existe una disminución en las tarifas de electricidad. Aunque sean 40 centavos, hay por primera vez en la historia una reducción al costo de la gasolina. En el caso de Yucatán se eliminó la tenencia. Se ha desvinculado el salario mínimo del sistema de multas y precios en tramitología gubernamental, lo que se espera sea benéfico para no atar su definición en un efecto inflacionario.

No es cuestión de ser optimista. Sin embargo, se están dando ciertas condiciones que son inéditas y se esperan sirvan para que la economía familiar pueda mejorar.

Tres años de Rolando Zapata Bello. Es por ello que debemos reconocer que aun cuando el entorno económico nacional e internacional el panorama no resulta alentador. En Yucatán la situación resulta diferente. Por lo menos así lo podemos percibir ante los anuncios de grandes obras y acciones de gobierno que se anuncian para el Estado justo al iniciar la segunda mitad del mandato estatal: (1) la construcción de un nuevo centro de convenciones, (2) el hospital materno infantil, (3) el Palacio de la Música. (4) El trabajo conjunto con el Ayuntamiento para el centro histórico de Mérida. (5) El cumplimiento de los programas sociales. (6) El apoyo al campo con la infraestructura para mejorar cultivos y caminos sacacosechas. (7) La Universidad Politécnica.

Obras que hablan de la seriedad y compromiso del Gobierno del Estado y su titular, Rolando Zapata Bello, que es reconocido como el mejor gobernador de México. La evidencia, está en los hechos.

A %d blogueros les gusta esto: