Enrique Vidales 30 octubre, 2018

En la comparecencia del secretario de Educación Pública, Otto Granados Roldán, ante el Pleno, diputados de todos los grupos parlamentarios externaron sus comentarios sobre la evaluación de docentes y exámenes de promoción, la calidad de la educación, el modelo pedagógico y el programa para hijos de familias jornaleras agrícolas migrantes.

En la segunda ronda de preguntas, el diputado Juan Pablo Sánchez Rodríguez (Morena) sostuvo que la Reforma Educativa no tuvo una idea pedagógica para el bienestar de las y los mexicanos y criminalizó a los docentes. Desde 2013 a la fecha, dijo, se han gastado más de 50 mil millones de pesos en difundirla, cuando existen cuatro millones de menores que no asisten a la escuela.

Urgió a desaparecer al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE). “No se trata de decir no a la evaluación, pero debe ser formativa y cercana a las aulas. Nos oponemos a la privatización de la educación”, enfatizó.

Su compañera de bancada, diputada Zaira Ochoa Valdivia resaltó que en materia educativa, este gobierno fracasó, principalmente, por la creación del Servicio Profesional Docente y la deficiente infraestructura, la cual puso en riesgo a las y los menores por los sismos de 2017.

Otto Granados expuso que las evaluaciones de desempeño no son estandarizadas y el mejor reflejo se ve en la participación de 538 mil docentes. El INEE, explicó, es un órgano constitucional autónomo, un interlocutor importante y hace una aportación técnica a los procesos del Servicio Profesional Docente. Además, comentó, este gobierno ha distribuido 7.5 millones de becas; hoy, uno de cada cuatro estudiantes de educación superior proviene de hogares desfavorecidos y se producen libros en lenguas indígenas. “Estas son evidencias palpables de, incluso, equidad y movilidad”.

Por el PAN, el legislador Felipe Fernando Macías Olvera señaló que pretender eliminar las evaluaciones docentes es una traición a las niñas, niños y adolescentes, y a los padres de familia, así como a maestras y maestros y al derecho a una educación de calidad. Preguntó: ¿cuántos profesores han sido parte de algún proceso de evaluación desde 2014? ¿Qué instrumentos de formación tienen para capacitarse? y ¿qué mecanismos de transparencia poseen para conocer los resultados de sus evaluaciones?

Otto Granados mencionó que los maestros que han participado en el proceso de evaluación son un millón 521 hasta la fecha. Precisó que, a través de un informe de 14 páginas, los participantes identifican sus fortalezas, debilidades y áreas de oportunidad; además, se les hacen recomendaciones relacionadas con la evaluación continua. Sobre la capacitación informó que se imparten cursos asociados a perfiles, parámetros e indicadores, a la malla curricular, y se han instruido más de un millón de profesores.

El diputado Rubén Ignacio Moreira Valdez, del PRI, expresó que la evaluación del desempeño es el mayor reto para el servicio profesional docente, tanto en términos técnicos como políticos, y es un tema que más preocupa a los profesores. ¿Cuántos maestros son contratados sin ser examinados? ¿Cuántos ascienden sin ser evaluados?, cuestionó.

De la misma bancada, la diputada Marta Hortensia Garay Cadena reconoció el trabajo del Secretario al frente de la SEP. Puntualizó que es falso que digan que las evaluaciones no se han contextualizado en función de las necesidades de los docentes. “El sistema de evaluación garantiza una valoración equitativa, amplia y adecuada a las necesidades y contextos regionales del país. Preocupémonos por una educación de calidad”, recomendó.

Al responder, el secretario negó que se contraten maestros o se asciendan sin ser evaluados. Es muy poco probable que eso pueda estar ocurriendo en el magisterio federalizado, que es más o menos 70 por ciento del país, el resto es magisterio estatal. Agregó que hasta ahora han participado en este proceso un millón 521 mil 197 docentes.

Del PES, la diputada Claudia Báez Ruiz preguntó por el alcance del Programa de Educación Básica para hijos de familias jornaleras agrícolas migrantes, a fin de adaptarlo en el contexto actual de la caravana centroamericana que llegó por Frontera Sur, y qué elementos pueden rescatarse para responder al fenómeno.

El funcionario señaló que hay 47 mil 773 estudiantes en ese programa, 23 mil 458 niñas, y 24 mil 315 niños. En septiembre se agregaron dos mil 213, con una erogación de 238.3 millones de pesos. Se solicitó al Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe) un programa de emergencia para determinar qué servicios se pueden prestar a los niños del conjunto de migrantes; además, el gobierno de Chiapas pidió la asistencia de Líderes Educativos Comunitarios, para trabajar en las tres rutas por las podrían pasar.

La diputada Mary Carmen Bernal Martínez (PT) señaló que, de acuerdo con el Reporte Global de Competitividad del Foro Económico Mundial, México ocupa el lugar 102 de 124 países, en calidad de la educación. Por ello, cuestionó cuáles fueron los cambios a contenidos y programas de enseñanza, así como las causas del modelo educativo y cómo se les ha hecho frente.

Granados Roldán afirmó que el nuevo modelo educativo reconoce los principales retos y desafíos del Siglo XXI para preparar a estudiantes, con el fin de que puedan lidiar en un mundo abierto, global, ante fenómenos como la inteligencia artificial, la robótica y el manejo de datos a gran escala. “Teníamos que reformular, reconfigurar el nuevo modelo, explicó, y estamos ante la oportunidad de una construcción que nos permita recoger lo bueno de esta reforma con innovaciones, cambios y mejorías que puedan hacerse en el futuro”.

La diputada Kehila Abigail Ku Escalante (MC) expresó su inquietud por conocer los exámenes de promoción que se realizan, ya que tan sólo en Nayarit, de 2014 a la fecha, hubo 14 mil 971 evaluados en los concursos de ingreso y tres mil 926 en los de promoción, de los cuales sólo se dieron 364 plazas. Respecto a las evaluaciones de profesores para otros cargos, preguntó cuántas fueron para director y cuántos obtuvieron ese cargo.

El secretario subrayó que las convocatorias para ingreso y promoción son públicas y abiertas, pero hay una cláusula que dice: “hasta donde alcance la disponibilidad presupuestaria”, lo que significa que se ponen a concurso el número de plazas que la autoridad educativa local dice tener.

Resaltó que los estados no colocan a concurso todas las plazas, porque, “a veces, las asignan de manera provisional a algún amigo o conocido o hay problema de comunicación entre niveles dentro de una propia secretaría”.

Planteó reformar la Ley de Coordinación Fiscal, para que la Federación reconcentre las plazas y cree un banco nacional, a fin de reubicar o relocalizar a los estados que no necesitan nuevas, porque su crecimiento de matrícula ya no se mueve, y beneficiar a las entidades donde hay un crecimiento importante. “Hasta ahora se han asignado por concurso 202 mil plazas a nivel nacional para primer ingreso y 39 mil para promoción”.

Por el PRD, la diputada Abril Alcalá Padilla enfatizó que es imprescindible mantener y fortalecer el papel del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, “ya que sin líneas de base o puntos de referencia nunca lograremos avanzar”. Preguntó cuáles son los rezagos y los pendientes para contar realmente con escuelas al cien y cuánto dinero y tiempo falta para garantizar la calidad educativa a las nuevas generaciones.

El secretario subrayó que México se ha vuelto muy diverso, ya que hay escuelas públicas muy buenas en muchos estados y otras con enormes rezagos y carencias. En materia de infraestructura educativa, se ha hecho un gran esfuerzo con el programa de Escuelas al CIEN, pero las áreas de oportunidad para los próximos años son el mantenimiento e instalaciones adicionales. Consideró que hay que saber muy bien invertir y “no es tanto gastar más, sino invertir mejor ahí”.

La diputada Leticia Mariana Gómez Ordaz (PVEM) mencionó que los indicadores internacionales nos muestran en clara desventaja ante los países más desarrollados del mundo, es decir, los niños, niñas y jóvenes no están en igualdad de condiciones para competir en un mundo cada vez más dinámico. Expresó su inquietud por conocer cómo ha ayudado la reforma a tener una mejor educación y formar mejores maestros.

El titular de la SEP señaló que las pruebas planeadas son un indicador importante de que se tiene un mejor desempeño de los alumnos, lo que significa que hay mejores maestros. Enfatizó que este sexenio se empezó con una tasa de analfabetismo del 6.2- 6.3 por ciento y este año se llegará al 4 por ciento, “con lo que el país, de acuerdo con algunos estándares internacionales, estaría considerado plenamente alfabetizado”. Sin embargo, hay municipios que tienen tasa de analfabetismo de 40 por ciento, mientras que en otros es del uno por ciento.

Boletín de prensa

Facebook Comments

Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: