Enrique Vidales 10 julio, 2018

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) llevó a cabo, en la Ciudad de México, su segunda sesión del Secretariado Nacional, órgano de gobierno sindical que se reúne periódicamente para rendir informes y abordar temas de interés para los agremiados.
En el encuentro, los dirigentes del magisterio de todo el país refrendaron su respaldo al presidente del SNTE, Juan Díaz de la Torre, y determinaron las acciones con las que el Sindicato contribuirá hoy, como siempre lo ha hecho, al desarrollo y la estabilidad de México.
Los líderes ratificaron su compromiso para seguir trabajando al lado del Estado mexicano, sus instituciones y el próximo gobierno federal.
Destacaron que el Sindicato siempre ha sabido resolver con éxito, de manera proactiva y con estrategia, los retos que se le han presentado en más de siete décadas.
Subrayaron que históricamente los compromisos del SNTE son con la defensa de la escuela pública, para garantizar el derecho del pueblo a una educación de calidad con equidad, y con la representación y defensa legítima de los derechos de los trabajadores de la educación.
El presidente de la organización expresó que “el SNTE, además de ser un actor social, sindical y educativo, es una institución del Estado mexicano, por lo que está comprometido, en el ámbito de sus atribuciones, con la operación y el funcionamiento del Sistema Educativo, contribuyendo de esta manera a su estabilidad”.
Garantizó que “el magisterio y su sindicato construirán una relación de respeto, colaboración y corresponsabilidad con el próximo gobierno, porque la vocación del Sindicato es servir al pueblo y no hay duda de lo que el pueblo ha decidido”.
Díaz de la Torre dijo que “el escenario que se plantea es extraordinario para cumplir con las encomiendas que tenemos con nuestros compañeros: certeza laboral, seguridad social, salarios dignos y desarrollo profesional”.
En la sesión se acordó que el Sindicato buscará también el diálogo con los próximos legisladores, para plantear los requerimientos de los maestros y las escuelas públicas, tales como profesionalización continua, equipamiento en las aulas, conectividad e infraestructura.
Asimismo, se determinó que continuarán con la exigencia, iniciada hace dos años, de modificar la Ley del Servicio Profesional Docente, para evitar que las diversas interpretaciones, hechas por autoridades educativas estatales, lesionen los derechos de los maestros. “La certeza laboral pasa porque se respeten todos los procesos de la transformación del Sistema Educativo: ingreso, desarrollo y permanencia, entre otros, garanticen de manera fehaciente la estabilidad laboral de los compañeros”.
En cuanto a la vida interna de la organización magisterial, Díaz de la Torre reconoció el compromiso de los dirigentes seccionales, “su liderazgo es real, claro y contundente, mantiene la estabilidad y confirma el profundo orgullo que tenemos de ser sindicalistas”.
Por su parte, los secretarios generales resaltaron la fortaleza del Sindicato por su unidad a nivel nacional. Advirtieron que el SNTE es más grande que cualquiera de sus integrantes y “nunca más nadie debe darle un uso patrimonial”.

Facebook Comments

Deja un comentario.