Enrique Vidales 3 octubre, 2017

En los medios de comunicación, como parte de la exigencia social y elemento de una política de salud que se promueve, se hace énfasis en las prácticas de comportamientos saludables.

En la actualidad los ritmos de vida, el estrés social y laboral, los problemas políticos y la sociedad, así como también, los efectos del cambio climático nos exigen a los seres humanos una mayor capacidad para afrontar los retos de vida, la resistencia tanto física como mental para solventar todos esos obstáculos, mantener una estabilidad fisiológica y fortaleza psicológica.

Hay muchas opciones que podemos tomar para lograr esos objetivos. Medidas que van desde productos farmacéuticos algunos llamados milagrosos por la promesa de prontitud en los resultados hasta otras alternativas como equipos de apoyo y de ejercicio.

Pero lo mejor sin duda, es cuando podemos combinar el esfuerzo y la disciplina en una práctica deportiva adecuada y pertinente que nos permita lograr los objetivos saludables.

Una de esas prácticas es la caminata o la carrera, más conocida la segunda como el running.

El running se ha vuelto muy popular. Hasta cierto punto la cuestión económica ha jugado un papel importante. Mucha gente no tiene para pagar ni un gimnasio y mucho menos un entrenador personal. Por lo cual, bastas ponerse los tenis o zapatos adecuados y aprovechar parques o vías públicas amplias para desarrollo esta actividad.

Sin embargo, es necesario proveerse de algunos elementos que nos ayuden a mejorar la práctica y se optimicen los resultados. Si se hace la práctica en la calle ya sea en el día o en la noche, es necesario contar con vestimenta adecuada que permita un claro contraste con la vía pública y garantizarnos que no seamos causantes de un accidente que nos termina dañando la integridad física, o lo que es peor, se ponga en peligro la vía. Igualmente, hay que contar con los zapatos adecuados. No cualquier tenis es propicio para esta práctica. Algunos, por su forma, material o rigidez puede causarnos alguna lesión. Igualmente vale la pena contar con plantillas que en los zapatos favorezcan un mejor contacto del paso o trote con el suelo. Ejemplo de ello es la plantilla Biontech que evita las lesiones que se pueden presentar en la práctica del running.

También podemos encontrar aplicaciones para equipos electrónicos como el celular para la medición de los tiempos y distancias que permita calcular niveles de esfuerzo y hasta la eliminación de grasas y consumo de calorías. Con lo cual constituye una herramienta valiosa para la persona que quiere monitorear sus avances.

Hay ciudades que en la infraestructura en parques ha dotado de vías para la práctica de este deporte que incluyen los caminos adecuados, áreas de descanso, para tomar agua e hidratarse, así como en algunos casos de otros aparatos de ejercicio que complementen de forma integral el entrenamiento personal.

Son varios los beneficios que el running nos proporciona la salud entre los que destacan: disminuir la grasa corporal y controlar el paso, luchar con la celulitis, mejora el sistema cardiovascular y respiratorio, aliviar y disminuir la ansiedad y el estrés. Además, que nos activa saludablemente.

 

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: