Escuela, centro del nuevo Modelo Educativo 2016

En pleno periodo vacacional la Secretaría de Educación Pública dio a conocer la propuesta para un nuevo modelo educativo que entraría en vigor para el curso 2017-2018. Una propuesta que ya inicio su análisis en consulta en línea y en el seno de la Conago. Durante el siguiente curso escolar se espera su discusión y mejoramiento en los diferentes espacios de reflexión docente. Esto complementa la Reforma Educativa de 2012 que contempla como un principio constitucional de la educación la calidad.

En la justificación de la propuesta la SEP reconoce los cambios culturales que las innovaciones tecnológicas nos está llevando. Acepta que la escuela no puede estar ajena a esas transformaciones. La educación tiene una doble función, por un lado, la conservación de los valores culturales que identifican a un pueblo y, por otra parte, la evolución social o transformadora.

Desde 1921, cuando José Vasconcelos crea la Secretaría de Educación Pública, era necesario organizar un sistema educativo que resolviera el desorden que existía en la educación. Por ello se sistematizó el proceso educativo tanto en lo didáctico como en lo administrativo. La organización educativa quedo centralizada por una autoridad que decidía de forma vertical lo que sucedía en el aula y en todos los procesos administrativos y organizacionales.

Hoy en día la realidad social obliga a reconsiderar este enfoque. Más cuando la tecnología global no está llevando hacia la estructuración de las llamadas sociedades de conocimiento y la segmentación o regionalización de contenidos, habilidades y actitudes. Es el mundo de la competencia y de la habilidad en el manejo de la información.

Las decisiones ya no pueden ser verticales, sino consolidar la horizontalidad de los procesos de enseñanza y de organización del sistema educativo.

Lo que algunos han entendido como una supuesta privatización, es que no han podido comprender el fondo sustancial de la reforma educativa que busca fortalecer a la escuela como centro de la acción administrativa y didáctica. De ahí viene la importancia de los consejos técnicos como estructuras definitorias para construir rutas de mejora escolar.

Igualmente se fortalecen los consejos escolares de participación social con la intervención de los padres de familia. No es para que los responsables de familia terminen pagando por los servicios educativos, sino en la corresponsabilidad en las decisiones que tienen que ver con la escuela. Es la autogestión, otro principio constitucional de la educación.

Ahora con el modelo educativo propuesto se quiere poner a la escuela como centro de la educación. Desde la escuela se podrá diagnosticar y tomar decisiones que tengan que ver con el mejoramiento de infraestructura y con el currículo, es decir, con la definición de los contenidos que se deben fortalecer en la práctica educativa.

De concretarse este cambio, estaremos robusteciendo al sistema educativo. El mejoramiento será significativo en la medida que los maestros interioricen el nuevo papel que tiene que jugar. Uno más protagónico en lo que se necesita para vigorizar la educación.

Esto va más allá de las prebendas sindicales… es la oportunidad de los maestros de ser verdaderos agentes de cambio social.

A %d blogueros les gusta esto: