Enrique Vidales 11 diciembre, 2013

aprobacionimpuestos-620x270En conferencia de prensa el día de hoy la directiva panista de Yucatán lamentó que se le “cargará la mano” a los ciudadanos con el aumento de impuestos estatales el próximo año, cuando es bien sabido que a la administración de Renán Barrera con el mayoriteo de la bancada de regidores panistas se aumentó el impuesto predial, así como también, se creó un nuevo gravamen por el rescate de mascotas.

Mauricio Vila, quien estuvo presente en la conferencia, fue un diputado que a pesar de decir en momentos previos a la votación de la Ley de Hacienda de Mérida que no estaba de acuerdo con el aumento del predial, al final emitió su voto a favor de la propuesta. Había afirmado, el legislador aspirante a alcalde sucesor de Renán, que con esa medida, la fracción priísta perjudicará el bolsillo de cierto número de contribuyentes, pero beneficiará a los que tienen más recursos, ya que, por ejemplo, los que construyen torres de departamentos o desarrollos verticales pagarán prácticamente lo mismo, cuando el valor de su patrimonio se incrementará sustancialmente, pero a pesar de ello pidió el voto a favor debido a que el Ayuntamiento tiene como prioridad fortalecer los ingresos propios y manejar de manera ordenada, eficiente, honesta y transparente el dinero de los meridanos.

¿Aplica entonces el PAN una doble medida y moral al evaluar los actos de gobierno?

Una realidad es que Mérida hoy es un desastre, muy a pesar de todo los recursos que ha tenido Renán Barrera para hacer frente a los compromiso de devolver a la ciudad el esplendor que supuestamente perdió en tiempos de Angélica Araujo, su antecesora. Tenemos el caso de las luminarias, que en evidencia constante podemos tener claro que el problema no eran las luminarias, sino la falta de mantenimiento que este Ayuntamiento dejo de atender y hoy, por más que se cambian las lámparas, parece la ciudad un gigantesco árbol de navidad con arterías principales que un día están con luz, y en otros, a plena oscuridad.

Igualmente el caso de los baches, tan señalado hasta por “medios de comunicación” amigos del panismo y de Renán Barrera. Una situación que se hace insostenible cuando recibió el Ayuntamiento un recurso extraordinario para vialidad que gestionó Raúl Paz desde el Congreso Federal, pero que sólo aplicó a un tramo en la calle 60 norte – que por cierto la licitación esta impugnada por viciada según dictamen de la Sria de la Función Pública -, desamparando a todas las demás calles de la ciudad.

Valdría la pena que la directiva panista nos explique a la sociedad meridana la tremenda omisión a señalar los errores del panista Renán Barrera y la injustificada alza de impuestos para una administración que es inoperante, inepta e ineficiente.

Pero como se puede ver, queda claro la doble moral, lo que es bueno para ellos, es malo para los otros.

¿Es así como se contribuye a la consolidación de la democracia?

Leave a comment.

A %d blogueros les gusta esto: