Enrique Vidales 27 noviembre, 2015

El pasado miércoles se conmemoró un día más relacionado con el llamado a la conciencia sobre la violencia contra la mujer. Por ello, en las diferentes instituciones de gobierno, tanto federal como públicas, se organizaron diversos actos conmemorativos y reflexivos sobre esta temática relacionada con la equidad de género. En el caso del Poder Judicial del Estado de Yucatán se invitó a la Dra. Leticia Bonifaz Alfonzo, Directora General de Estudios, Promoción y Desarrollo de los Derechos Humanos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Impartió en el auditorio Víctor Cervera Pacheco del recinto del Tribunal Superior de Justicia “Acceso a la justicia con perspectiva de género, interpretación en el Derecho y en el Arte”

Previamente la Dra. Leticia atendió a algunos medios de comunicación. A pregunta expresa de un servidor relacionada con el empoderamiento que hoy se le da a la mujer por la cuestión de equidad de género ¿en dónde queda el equilibrio entre los géneros de hombres y mujeres en el entendido de equidad que debe existir a favor de ambos?

La respuesta fue interesante. Asumió en primera instancia que existe esa percepción; sin embargo, enfatizó en la importancia que tiene los hechos relacionados con la mujer, especialmente en el tema del feminicidio. Recordó que lo que hoy México está desarrollando en relación con la protección de la mujer se relaciona con el caso de Ciudad Juárez y el cumplimiento de sentencias internacionales en materia de Derechos Humanos. México ha adoptado medida orientadas a la compensación en el acceso a justicia por las prácticas discriminatorias en contra de la mujer.

“¿Cuándo se ha escuchado, por ejemplo, de un asesinato de hombre contra otro hombre donde la acción tiene su origen en un odio al hombre por el hombre mismo al igual que sucede con los feminicidios?” – pregunta para enfatizar el punto de lo central en cuanto acceso a justicia con perspectiva de género es la compensación de los rezagos históricos, sociales y legales en contra de la mujer.

En otro tema se tocó el relevo en la Suprema Corte de Justicia. De las dos mujeres que eran ministras de la máxima autoridad judicial tuvo que dejar el cargo. Son dos espacios que quedaron libres y que deberán ser ocupados a partir de la elección del Senado en las ternas que ya envío el Presidente Enrique Peña Nieto. Al ser dos espacios se ha enviado dos ternas. Pero solo una de ellas está conformada por tres mujeres contra la segunda que involucra a tres varones. Lo que es seguro es que llegará en el caso de elección del Senado solo una nueva mujer para completar los 11 Ministros de la SCJN. La otra será un varón. Por lo cual quedará nuevamente distribuidos los espacios de ministros en dos mujeres contra nueve hombres.

Esto va en contra sentido de lo que se esperaría en cumplimiento de una cuota más equitativa en cuanto hombre y mujeres integrantes de la máxima autoridad judicial del país. Sin embargo, hay que reconocer que no por ser mujer la que ocupe el cargo se consolida una perspectiva de género en el trabajo jurisdiccional de la Corte. Hay jueces mujeres que poseen una argumentación más machista que feminista, como también, hay jueces que resultan más feministas que machistas.

Es por ello la importancia de la concientización y capacitación en lo que se refiere perspectiva de género en el ejercicio del Poder Judicial. Se trata entonces de buscar estrategias de interpretación que nos permita compensar en la aplicación de justicia una perspectiva de género que proteja a la mujer. En acotación personal no es llevar el punto hacia una posición de la mujer encima del hombre, pero sí de buscar en el análisis de cada caso una interpretación basada en el contexto real y propio de la mujer.

En conclusión, el acceso a la justicia o perspectiva de género no es enfrentamiento entre hombre y mujer. Se trata de cubrir una necesidad histórica, social y jurídica de proteger a la mujer del menoscabo de su dignidad y derechos. Aún falta mucho que hacer y más con la caída en la credibilidad de las instituciones que impide ver con amplitud los efectos de las conductas, de las leyes, e inclusive, de valores que deberían ser puntales de la nueva sociedad.

AL CALCE. Contra lo que se diga, es un hecho histórico que el gobernador Rolando Zapata anuncié el fin del pago de tenencia vehicular. Significativo que lo ejecute en el intermedio de su régimen de gobierno. Es claro que se tenía que instrumentar y sanear las finanzas públicas para que la medida sea un beneficio directo al ciudadano.

Lamentable quienes no comparte un sistema o ideología política y de gobierno recurran a una descalificación por descalificar, al contrario. La democracia se debe fundamentar en la coincidencia y respeto en las diferencias políticas. Es válido en la democracia no estar de acuerdo, pero también, en el reconocimiento de lo bueno que los otros realizan.

En fin… así lo vivimos todos los días en nuestro país.

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: