Enrique Vidales 17 diciembre, 2015

Tradicionalmente los predios se dividen en dos tipos: los urbanos y los rústicos. Se espera que los urbanos, que corresponden a las ciudades, cuenten con una infraestructura urbana en cuestión de los servicios públicos que son atendidos por la autoridad municipal; entre ellos, la pavimentación de las vías de comunicación. Muy diferente de los rústicos que corresponden a los terrenos rurales, que como tales están destinados a la siembra, ganadería y otras actividades de campo, y que tradicionalmente son marginados de la atención municipal.

Como fuente primaria en la escala de recursos, el campo representa el primer nivel de acceso de recursos alimenticios como de materias primas para que los demás niveles de mercado – industrial y de servicios – cuenten con los medios para subsanar las necesidades humanas.

Lamentablemente el campo en nuestro país no ha dado los frutos que se esperaban. Una de las razones imponderables ha sido la falta de recursos para hacer viable el cultivo y aprovechamiento de los recursos que por cosecha agrícola se obtienen. Sin esos caminos se dificulta el trabajo del agricultor para darle la movilidad a su producto para su comercialización. Con los caminos en terrecería en malas condiciones no es posible trasladar los productos de manera adecuada, se daña en el mejor de los casos las unidades de vehículos, y en el peor, no puede acceder a zonas de cultivo por la inconsistencia del terreno.

Tampoco significa que esos caminos se puedan construir por donde sea para la optimización del traslado de cosecha. Un aspecto prioritario es la sustentabilidad ambiental que se debe cuidar. Construirlos conforme las exigencias del terreno y del cuidado de la cosecha misma. Por lo cual existe una normatividad que propone la Secretaría de Desarrollo Rural. Esto con el compromiso de coadyuvar al desarrollo del campo y de las comunidades agrícolas.

En una primera etapa del 2012 al 2015, el gobierno de Rolando Zapata Bello ha apoyado a 13 municipios del Estado sin distingo alguno para la construcción de más de 140 km de caminos saca cosechas para el beneficio de los productores de todas las regiones de Yucatán.

sacacosechas 1

Este año se empezó con la segunda etapa, 2015-2016, para la construcción de 80 km de caminos sumándose 4 municipios más, lo que da un total de 17 municipios beneficiados.

sacacosechas 2

Llegando en ambos periodos a 220 kilómetros de los 300 que prometió el Gobernador Rolando Zapata Bello.

Este gran avance es gracias al compromiso del Gobierno del Estado y la coordinación que existe entre los tres niveles de gobierno –  federal, estatal y municipal  – para la obtención de los recursos económicos necesarios. Y de forma específica en Yucatán por el esfuerzo compartido entre la Secretaría de Desarrollo Rural y el Instituto de Infraestructura Carretera de Yucatán.

sacacosechas 3

Se destaca la participación en todo este proceso del Ing. Javier Osante que en conjunto el equipo de la SEDER – encabezada por el C. Juan Luis Canul Pérez, le están dando buenas cuentas a importante acción que les encomendó el gobernador Rolando Zapata Bello.

Hoy los campesinos productores agrícolas de Yucatán ven con buenos ojos este importante apoyo de infraestructura en caminos. Les permite muchos beneficios económicos para salir adelante y fortalecer el campo yucateco. Beneficiando de forma directa la economía de un sector que por falta de apoyos cae en la vulnerabilidad social.

Hay que destacar que no hay lugar a favoritismos políticos ni partidistas. El apoyo de los caminos ha llegado a todos los municipios de la entidad donde es necesario apoyar a los campesinos. En la prensa, y en el mundo actual en las redes sociales, no se escuchan reclamos ni quejas, tampoco señalamientos que presumen una decisión discrecional en favor de un partido político. Es parte de la consolidación de una democracia participativa, entre gobierno y las necesidades de los sectores económicos como es el campo en este caso que analizamos.

En conclusión, se puede afirmar que más allá de lograr una meta sexenal de forma anticipada, el apoyo que se ha otorgado al campo yucateco con los caminos sacacosechas, representa una oportunidad de abatir el rezago en el sector.

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: