Enrique Vidales 15 septiembre, 2018

Comerciante se queja por bajas ventas

Por Elizabeth Escobar

México, 14 Sep (Notimex).- Banderas, vestidos, decoraciones, matracas, entre otros artículos, es el trabajo artesanal de un año de muchos comerciantes mexicanos, que se preparan para vender estos objetos durante la celebración de las fiestas patrias, pero la gente ya no los compra.

“Hay mucha competencia, ahora hay más cosas chinas, por eso la gente ya no nos compra y por eso han bajado más las ventas”, dijo a Notimex la vendedora de artículos artesanales, Karina Tovar.

Explicó que todos estos objetos son hechos a mano, un proceso que les toma todo un año de preparación, “todo lo hacemos nosotros, no trabajamos nada chino, las banderas las hacemos manualmente, pero la gente prefiere comprarlas en otros lados porque son más baratas, pero son de telas chinas”.

Asimismo, recordó que sus padres vendían más banderas mexicanas, ahora es un producto que ya no se vende, “antes sí se vendía mucho, ahora parece que solo las tenemos como decoración en nuestro puesto”.

“Durante un año preparamos todo el material, hacemos las figuras, los vestidos, para que cuando llegue la temporada, nos dediquemos solo a vender”, comentó Karina, sin embargo, este trabajo ya no deja mucha ganancia porque es mal pagado.

Dentro de los artículos que vende, se encuentran aretes y pulseras que de acuerdo a la artesana, muchas son hechas con chaquira y son las cosas que cuestan más trabajo en su elaboración, “a veces la gente dice está muy caro, pero es que cuesta mucho trabajo hacerlas, solo hacemos como 50 o menos piezas de cada cosa”.

Es así que buscan preparar cosas de novedad, para impulsar sus ventas, “cada año salen cosas nuevas, así que varían los artículos, este año han sido las pulseras y los adornos para la casa”, indicó.

Además, trabajar en puestos fijos o ambulantes no es nada sencillo, los vendedores tienen que sortear muchos obstáculos, “esta temporada es de lluvias, uno se moja, si se te mojan las cosas se te echan a perder, así que hay que cuidarlas”, explicó la vendedora.

La venta en puestos o carritos ambulantes, es un tipo de trabajo que se ha convertido en una costumbre, que pasa de generación en generación, para celebrar el mes patrio “desde que tenía dos años mis padres se dedicaban a vender banderas”, dijo Karina.

Desde que tenía 13 años, Karina retomó el negocio familiar, “es como una herencia”. Dijo que proviene de Jilotzingo, municipio del Estado de México, en donde varias familias se dedican a este tipo de comercio.

“Me gustaría que mis hijos se dedicaran a otra cosa, porque esto ya no es negocio” afirmó Karina, quien mencionó que pese a estar en la venta de artículos para festejar el "Grito" de Independencia, su familia casi no lo celebra.

“Casi no festejamos las fechas patrias, porque trabajamos de siete de la mañana a diez de la noche, llegamos muy cansados a casa, lo que quisiera es llegar a dormir”.

Facebook Comments

Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: