Mitificación de la Reforma Educativa: aprovechamiento a la manipulación

 

La Reforma Educativa no es nueva. Fue promulgada en el año de 2013 después de haber conseguido la mayoría absoluta en ambas cámaras legislativas y la aprobación de los congresos estatales de Chiapas, Baja California, Coahuila, Aguascalientes, Estado de México, Tamaulipas, Veracruz, Querétaro, Colima, Guerrero, Chihuahua, Nayarit, San Luis Potosí, Durango, Sinaloa, Hidalgo, Campeche, Yucatán, Baja California Sur, Jalisco, Zacatecas, Tabasco, Quintana Roo, Puebla y Nuevo León. Es decir, ya tienen una antigüedad de más de tres años y su nacimiento contó con un gran respaldo nacional.

A estas alturas podemos tener elementos más claros del impacto del cambio jurídico en la organización del sistema y de la práctica docente.

Hasta el momento no existe ningún intento de privatizar la educación. En las redes sociales han abundado intentos de manipular la información. Han presentado supuestos recibos de luz alegando que son padres de familia quienes se les obliga al pago de éste. Inclusive hay una fotografía de unas cajas de libros de texto escolar gratuito que tienen la leyenda de un precio sugerido al público de 50 pesos. Sin embargo, al notar un poco la imagen es más que claro que hay una edición photoshopeable de la gráfica para sobreponer ese texto.

En la realidad no hay ningún informe fidedigno que la privatización de las escuelas es un hecho. El mismo texto constitucional es claro cuando dice que la educación pública es gratuita. En el caso de Yucatán la gratuidad se ha garantizado por el gobierno de Rolando Zapata Bello de forma muy amplia y acorde con el estándar establecido por la Unesco. A los estudiantes yucatecos se les dota no sólo de libros de texto sino también de un kit de útiles escolares acordes al grado de estudios a cursar, zapatos, uniformes, mochila, e inclusive, chamarras en temporada invernal.

Lo que algunos entendieron como privatización o, mejor dicho, lo que resultó ser una distorsión del papel de los padres de familia en la organización escolar es la GESTIÓN ESCOLAR. Este es un mecanismo e instrumento que permite a una escuela realizar un diagnóstico de las necesidades de infraestructura para canalizar su resolución con las autoridades educativas. Hemos visto historias de éxito como la escuela primaria Solidaridad de la Fidel Velázquez que por iniciativa de los maestros han conseguido reparación de las instalaciones, equipamiento informático y hasta el equipamiento de domo en la plaza cívica que alivia el sufrimiento del calor en los niños y niñas. Es lo que buscaba la reforma, involucrar más a los maestros en la satisfacción de sus necesidades de infraestructura.

Tampoco se ha sabido que por reprobar la evaluación del desempeño docente exista un despido masivo de maestros. Un elemento importante de la reforma fue el respeto al principio de no retroactividad de la ley. Los maestros en activo al momento de entrar en vigor el cambio legal están protegidos del despido. Tienen hasta tres oportunidades para refrendar la idoneidad profesional para estar frente a un grupo de alumnos. En el tiempo entre oportunidades tiene el derecho de la capacitación y tutoría que le permita mejorar sus rezagos para un mejor desempeño docente.

Para los nuevos maestros, además de obtener la plaza por medio de un proceso de evaluación de ingreso transparente, cuentan igual con mecanismos de capacitación y tutoría. Lo que se busca es contar con el mejor personal enfrente de la educación de nuestros hijos.

Los despedidos son lo que no atendieron a la convocatoria obligatoria de la evaluación al desempeño. Antes de la reforma el programa de Carrera Magisterial era voluntario. El maestro que no deseaba evaluarse tenía el derecho de no hacerlo. Un vicio grave si partimos desde la teoría y principio que establece que la evaluación en educación es un elemento primordial para tomar las decisiones pertinentes que mejoren el proceso de aprendizaje y la práctica docente.

Las evidencias están en los hechos. Estamos en la posibilidad de valorar el alcance de la Reforma Educativa. Entonces ¿qué es lo que buscan los maestros de la CNTE?

Valdría la pena considerar que los maestros de la coordinadora se formaron en la disidencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Estaban en desacuerdo con las decisiones hegemónicas, verticales y cupulares. No obstante, con el tiempo han caído en las prácticas que ellos mismos se quejaban. Han obligado a maestros a protestar, a inconformarse con la reforma, a no participar de los procesos de evaluación. Ahí está el caso de los maestros que denigraron al cortarles el pelo. Un vandalismo que rebasa el entendimiento por atentar contra la dignidad de un par.

A tres años de la Reforma Educativa se recrudece el rechazo sin que puedan aportar una sola prueba de los argumentos en contra. Es más que claro que esto tiene una intencionalidad que va más allá de educativo. Sin pretender tener una bola de cristal para ser adivino y profeta es claro que todo apunta hacia el 2018. Es un intento más de desgaste social para polarizar a la sociedad.

Solo basta observar como el tema de Ayotzinapa ha perdido su valor mediático y político. Los grupos subversivos han volteado la mira de los 43 desaparecidos a los hechos de “represión” de Nochixtlán. Poco a poco los estudiantes desparecidos habían perdido su valor. Ni los expertos del GIEI logró encontrar a los jóvenes. Las grabaciones el abogado de los padres despotricando y calificando como “indios” a sus representados dañaron la credibilidad del movimiento.

Se encontró en la CNTE la oportunidad de revivir el fuego de la polarización política. No hay una razón jurídica, ni política y menos evidenciable de los grandes males que trae la reforma educativa. Se ha convertido la disidencia de maestros junto con los grupos de izquierda radicales y anarquistas un peligro para el país.

Lo que se lamenta es un incapacidad de operación política de Aurelio Nuño, secretario de educación que no vio venir la trampa donde cayó y que tiene el país polarizado y en vilo.

 

A %d blogueros les gusta esto: