Enrique Vidales 8 febrero, 2018

En una elección todo puede pasar.

Es notorio que hoy el PAN se diga listo para el proceso electoral interno el próximo 11 de febrero. Un proceso que implica la instalación de mil 245 centros de votación con mil 457 mesas directivas para que 281 mil militantes de todo el país elijan a su candidato a la presidencia de México.

El detalle que solo hemos visto a UN SOLO candidato en la precampaña: Ricardo Anaya.

Como en los sistemas totalitarios y anacrónicos, Acción Nacional nos presentan una gran simulación para entronizar a quién desde hace meses ya sabemos es el candidato.

¿Vale entonces el esfuerzo y el costo económico para que solo se elija entre un candidato?

Si al final así están las cosas, entonces no se entiende que le hayan cerrado el paso a Margarita Zavala. Hubiese sido muy interesante y fortalecedor para el partido que sea la militancia que eligiera a uno u otro. Mucho más si también estuviera en la boleta panista Moreno Valle.

Lo que vemos es una gran simulación política propia de los sistemas hegemónicos y centralistas, ajenos al debate y democracia interna.

Un absurdo en la política actual que aspira a procesos más abiertos, competitivos y plurales.

Hoy el PAN quede fuera de la modernidad.

Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: