Prevención y legislación para uso medicinal la nueva política antidrogas de México

En esta semana el presidente Enrique Peña Nieto acudió a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas en una reunión diplomática especial sobre el tema de las drogas. En dicho evento se tomaron decisiones globales sobre el combate a la drogadicción que ha sembrado mucho caos e incertidumbre en países latinos, especialmente en nuestro querido México.

A nivel global se enfatiza a un redireccionamiento en la lucha contra las drogas. Como todos sabemos la lucha contra los grupos delincuenciales se ha centrado en la producción y distribución de las diversas drogas. Mientras que el consumo, como si fuese una ironía, día a día aumenta en el país.

Un verdadero combate a las drogas exige un cambio de estrategia. En lugar de una batalla frontal para la detención o nulificación de las asociaciones criminales dedicadas al narcotráfico, el interés se debería enfocar hacia la inteligencia financiera. Es necesario cortar las vías de financiamiento que ahorque los recursos económicos que las organizaciones requieren para operar.

Igualmente, se necesario reforzar los marcos jurídicos para la celeridad de los procesos judiciales que convenzan a la sociedad de que se está aplicando justicia; es decir, que se lave de la corrupción que se acusa a los involucrados en la investigación y detención de los miembros, así como también, de los custodios y responsables de vigilar que las condenas se cumplan en los términos establecidos en la ley.

Por su parte, el presidente de México anunció una serie de medidas de seguridad y atención al problema de la drogadicción. Se propone cambiar la estrategia que contempla la legalización de la droga para uso medicinal que implica establecer parámetros para la producción y adquisición de la sustancia que se requiere para ello. Como también cambiar el gramaje para uso personal en congruencia al uso medicinal. Esto sin dejar de enfocarse en la prevención y no criminalización del adicto para apoyarlo en rehabilitación. Es necesario combatir el consumo sin dejar de atender con mayor inteligencia policiaca y financiera a los grupos que se dedican a la producción y distribución que al no cumplir con los parámetros legales continuará siendo una acción ilícita.

Es un cambio de lo dicho y sostenido por el mismo presidente meses atrás cuando la Suprema Corte de Justicia discutía sobre el aspecto lúdico de las drogas. Lo importante no es solo la ratificación sino contar con decisiones que nos ayuden a la sociedad a replantear la forma como la sociedad.

La lucha de las drogas en la última década en México ha sido cruenta sin resultados efectivos. Es un hecho que el consumo de droga ha aumentado considerablemente por la falta de estrategias y políticas públicas. Es por ello que resulta benéfico un cambio y modificación que transforme la acción de gobierno.

A %d blogueros les gusta esto: