Enrique Vidales 29 septiembre, 2017

En verdad, ¿nos quieren ver la cara?

Después de tanto tiempo que se ha exigido revisar el tema del financiamiento de los partidos políticos y los candidatos plurinominales tuvo que venir la tragedia y el posterior reclamo ciudadano para que las cúpulas respondan. Aunque es cierto que es un saldo favorable consecuencia del sismo de los pasados días, también hay que decir que todo representa un gran oportunismo político las propuestas de a ver quién da más.

Lo peor es que nos quieran ver la cara. La Constitución es muy clara en su artículo 105 donde fija claramente que hay un periodo de 90 días antes de iniciado un proceso electoral para hacer modificaciones a la legislación correspondiente. El proceso de 2018 inició hace unos días, en los primeros días de septiembre, por lo cual ante un hecho consumado que marca el inició sería ir contra la norma constitucional hacer una modificación a la misma.

Es importante precisar que no se trata solo de cambiar un texto constitucional. De entrada, la reforma requiere de mayoría calificada en cada una de las cámaras legislativas federales, para seguir con la aprobación de por lo menos 17 legislaturas locales y entonces discutir y aprobar los cambios en las leyes reglamentarias en donde incida el cambio constitucional. A lo que se le debe sumar, más para los estados donde hay elecciones concurrentes, la armonización de los cambios a la legislación federal para dar la viabilidad a los procesos internos, ya que se propone la desaparición de los diputados plurinominales locales.

Todo esto ya dentro de un proceso electoral iniciado. Es por ello por lo que la Constitución es clara al establecer ese tiempo de 90 días como candado para darle una viabilidad jurídica y logística a los procesos electorales.

Además, resulta demagógico decir en este momento que la desaparición de los diputados plurinominales federales, pero sobre todo, los locales darán un ahorro que pueda ser canalizado a la reconstrucción y apoyo de los afectados por el sismo. Es muy claro que tal modificación tendría su efecto para un proceso electoral venidero. En los Estados donde no se cambia la legislatura para el 2018 se tendría que esperar que se organice un proceso electoral para que entonces desaparezcan los diputados plurinominales. Los que ya están ejerciendo el cargo ya fueron elegidos para terminar un periodo en la investidura legislativa.

Estoy de acuerdo con aquellos que dicen que al final lo político siempre impera por encima de la ley. Lamentablemente es una realidad que nos impide consolidar un Estado de Derecho porque al final todo se reduce al capricho de una cúpula de poder al mando.

Sobre el tema del financiamiento es claro que al dejar de tener su origen en el dinero público se abre la posibilidad cualquier otra fuente de ingreso. Tal puede ser desde la delincuencia organizada que sería lo peor. Pero también se podrían involucrar otras instancias que vean una oportunidad de invertir en política con la esperanza de después conseguir favores a costa del beneficio social o interés público.

Los partidos políticos están demostrando su verdadera valía y el significado que le dan al voto y valor a los intereses del ciudadano. Nos están a todas luces de la razón fallando.

Por eso en algunos no hay entusiasmo en la decisión que otros, integrantes o militantes de determinado partido político, celebran con mucha enjundia. En verdad no hay motivo de celebración, ni pretender decir que unos son mejores por el hecho de haber sido los primeros. Se entiende desde una postura partidista, pero no se comparte desde una perspectiva ciudadana.

Al calce. México vuelve a ser noticia por la solidaridad de miles de mexicanos que no les importó sacrificar su propia integridad para rescatar vidas humanas. Tenemos en nuestra genética social un sentido de solidaridad y hermandad para socorrernos ante la tragedia. Que lastima que solo en las desgracias nos comportemos así. Creo que avanzaríamos más como sociedad si podemos todos comprometernos a ser siempre solidarios, tanto en la tragedia como en las propuestas de éxito.

A %d blogueros les gusta esto: