Enrique Vidales 28 noviembre, 2017

Mérida, Yucatán, 28 de noviembre de 2017.-  Con la entrega de contratos para maestros de Educación Física, que atenderán un total de 45 planteles indígenas, ya suman mil 640 colegios que cuentan con estos profesionales, con lo cual miles de alumnos desarrollarán destrezas motoras, cognitivas y afectivas, esenciales para su vida diaria.

Al otorgar los documentos, el secretario de Educación, Víctor Caballero Durán, señaló que existen tres niveles prioritarios para el sistema, que son Especial, Preescolar e Indígena, por lo que asignar horas a estos docentes permitirá la formación y adquisición de más habilidades y competencias en cerca de 340 mil estudiantes niñas y niños de diversas zonas.  

“La buena condición y cultura física son aspectos fundamentales que permiten fortalecer la formación de aspectos socioemocionales, trabajo en equipo y capacidad de competir, aspectos que no tienen una calificación numérica, pero son apreciados en la vida cotidiana y laboral. Por ello, es clave prestar atención a esta parte que complementa una formación integral”, indicó.

Para la maestra Paola Alférez Xix, ésta es un área que, sin importar el género de quien la imparte, resulta primordial para mejorar el desempeño de los alumnos a través de la salud y el cuidado del cuerpo, ya que “un buen funcionamiento del cuerpo mejora el trabajo en el aula y nosotros tenemos la responsabilidad de cumplir esos objetivos”.

Por su parte, Rodrigo Canto Sosa, profesor de un preescolar de Valladolid y una primaria de Yalcobá, menciona que es importante que los padres de familia vean esta materia como algo que beneficia a sus hijos y no sólo como de relleno.

“Por algo el Gobierno está poniendo su interés en impulsarla e incluso hacer que formemos parte del nuevo modelo educativo”, afirmó.

 Dado que tratan con expresiones de rasgos humanos ilimitados y espontáneos, la evaluación y enfoque de enseñanza de esta disciplina necesitan ser diseñados en función de las características propias de los contenidos.

Su aplicación comprende dos aspectos interrelacionados del desarrollo: el corporal y emocional. El primero se refiere al fortalecimiento de las capacidades de percepción y uso del cuerpo orientado al desarrollo de la expresión y la exploración del mundo. Lo anterior, a partir de diversas acciones motrices y estrategias didácticas, así como al aprendizaje de técnicas específicas, entre ellas el baile, el juego motor, la actuación y el deporte.

En tanto, el segundo se relaciona con asimilar, comprender y reconocer las emociones propias y ajenas, para modificar la conducta en función de dicho entendimiento. 

Leave a comment.

A %d blogueros les gusta esto: