Una de basura en el Ayuntamiento de Mérida

El día 22 de diciembre me tocaba la recoja de mi basura. Con sorpresa me percató al mediodía que la unidad de recolecta ya había pasado. Afirmó con sorpresa porque en enero del año pasado pague todo un año de servicio público de recolecta de basura. Tengo en mi poder el recibo 74822 de la Tesorería Municipal que avala el pago de todo ese periodo para el domicilio en donde vivo. En el correspondiente comprobante de Servilimpia aparece hasta enero de 2016 el derecho de recibir el servicio.

Pero como sabemos Servilimpia dejó de dar el servicio y traspaso a SANA varios domicilios, incluyendo el mío. En la investigación de la situación y consultar en la página de Internet de esa empresa me encuentro que mi domicilio se encuentra en adeudo en dos meses. Procedí a llamar al número de contacto. La persona que me contestó me AFIRMÓ QUE EL AYUNTAMIENTO NO LES PROPORCIONÓ LOS DATOS DE LOS USUARIOS QUE YA HABÍAN CUBIERTO ANTICIPADAMENTE SU PAGO. Me pidieron que les enviará por vía WhatsApp al teléfono 9991261801 la foto del comprobante, que se hizo de manera inmediata.

Posteriormente hablé a Ayuntatel donde se levantó el reporte 1109247 siendo asignado como responsable la Supervisión de Residuos Sólidos Urbanos a cargo del CP. Francisco Javier Aguilar Uc el día 22 de diciembre. La persona que me atendió CONTRADIJÓ a SANA: la empresa si recibió una base de datos de la situación de pago de los clientes. Por correo envíe a César Bojórquez, Luis Montalvo, Mario Cerón, con copia al correo oficial de Mauricio Vila, la descripción de esta situación.

Hoy veo que no hay ninguna respuesta. Ni de la empresa que ya recibió el comprobante ni del Ayuntamiento que aún sigue en la página declarado “sin asignar”. En la página de SANA sigue apareciendo mi deuda que ahora ya va en el tercer mes. Esto con el riesgo de que la recoja se interrumpa por falta de pago. Una situación que me confirmó la persona no es sólo privativa a mi domicilio, sino en varios que caen en la misma circunstancia.

Toda esta situación me lleva a pensar en las siguientes preguntas:

Si una persona vende y otra adquiere un servicio de suscripción ¿no debería intercambiarse los detalles de pago y respetar irrestrictamente los compromisos ya adquiridos previamente?

Quién está mintiendo: ¿SANA que dice que no se le dio la información o el AYUNTAMIENTO que si la entrego?

Lo que es cierto y más allá de quién mienta, es que eso demuestra que el proceso de transferencia no fue limpio y transparente. Que existen usuarios que corren el riesgo de que su basura no se recoja oportunamente por ser “malas pagas” y seamos los ciudadanos los perjudicados en tener que ir a comprobar lo contrario. Gracias a la evidente “eficiencia administrativa”

Hoy a 2 de enero, no he recibido ninguna atención por parte de la Supervisión de Residuos Sólidos. A lo mejor tienen tanta basur…perdón, quejas que atender. Funcionarios que no le ayuda a Mauricio Vila cumplir su promesa de dar una atención ciudadana de primera

A %d blogueros les gusta esto: