Enrique Vidales 24 febrero, 2009

Hoy se celebra el Día de la Bandera, aunque para algunos pase desapercibido por las festividades del carnaval. La Bandera de México es el símbolo de la patria mexicana, poseedora en su textura de la historia y fundamento de una nación que ha tenido que vencer muchos retos para salir adelante.

Hoy estamos ante la gran posibilidad, por un lado por la crisis económica internacional aunado a la poca estrategia de las autoridades para enfrentarla, y por otro, la creciente violencia del país en la lucha contra el narcotráfico sin una estrategia eficaz de desarrollo social preventivo, de caer en un pozo mucho más profundo que un simple "catarrito" como lo vaticinaban los encargados del gabinete federal.

Pero esto son solo los problemas más visibles, los más palpables, los que llenan de notas los noticieros. Hay muchos otros que pasan desapercibidos, como sucede con la polarización política, aquella que no logra los consensos entre los actores políticos para solucionar los problemas siempre viendo y anteponiendo las necesidades ciudadanas ante los intereses propios y particulares.

Tal vez si se solucionará el problema de fondo, los demás retos serían más fácil de solucionar, porque estaríamos pensando a favor de México y de Yucatán, en el caso muy específico de nosotros.

Veamos la esencia y el fondo, no las apariencias de las formas.

 

Facebook Comments

Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: