Enrique Vidales 16 noviembre, 2017

Es urgente incluir la enseñanza de filosofía, ética y lógica, en todos los niveles escolares, como un mecanismo efectivo para el rescate de valores y superar la violencia en el país, coincidieron la senadora Ana Gabriela Guevara Espinoza, integrante de la Comisión de Seguridad y representantes de la comunidad filosófica.

En el Coloquio Internacional: El significado de la filosofía en la educación, realizado en el marco del Día Mundial de la Filosofía, Guevara Espinoza apuntó que esta petición no puede calificarse de una “pantomima” más, pues representa una alterativa real para revertir la ilegalidad que trastoca la soberanía nacional.

“Se trata de emitir una alerta máxima, un grito de urgencia para reunir todo lo que se opone a esta catástrofe que vivimos en cuanto a derechos humanos, a la violencia, a todo lo que se opone a una vida de dignidad y de respeto”, enfatizó.

La legisladora del PT refirió que en noviembre de 2016 presentó una iniciativa de reforma al artículo 3º constitucional, a fin de incluir “la formación desde la enseñanza filosófica de la ética” en los programas académicos, y en la sesión de hoy presentaría una excitativa para que se dictamine en las comisiones donde se analiza.

El doctor José Antonio Reyes Heredia, secretario general de la UAM y José Octavio Nateras Domínguez, rector del campus Iztapalapa, coincidieron en que la enseñanza de la filosofía, ética y lógica, permiten a la población adquirir una visión crítico de su entorno, lo cual a su vez permite una mejor interrelación y convivencia entre los grupos que son diferentes, superándose los riesgos de rechazo y violencia.

Esta visión es tanto al interior del país, como en las relaciones internacionales, lo cual es vital en un mundo globalizado en el que no pueden separarse las transacciones económicas y financieras de la convivencia entre pueblos con diferentes culturas.

María del Carmen Rovira, directora del Seminario Permanente de Filosofía en la UNAM y Luca Scarantino, secretario general de la Federación Internacional de Sociedades de Filosofía (FISP, por sus siglas en francés), apuntaron que la filosofía se debe aplicar por toda la población, incluidos los funcionarios públicos y representantes populares, pues a partir de la toma de conciencia, es posible construir y emprender programas que realmente sirvan a la población.

La cultura y filosofía, explicaron, favorecen en el desarrollo científico y tecnológico, por ende en el crecimiento económico. No habrá mejora en la calidad de vida, sin una educación filosófica que permita comprender la complejidad social, concluyeron.

En el evento participaron representantes del Observatorio Filosófico de México; de la Comisión de Enseñanza de la Filosofía de la Federación Internacional de Sociedades de Filosofía, Centro de Documentación en Filosofía Latinoamericana e Ibérica, Asociación Filosófica de México y Coordinación de Filosofía de la Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa.

 

A %d blogueros les gusta esto: