El día de hoy Sociedad en Movimiento, dirigido por el
simpatizante panista Luis Cantillo Medina y la promotora blanquiazul
Gina Villagómez, publican en conocido medio impreso de la localidad los
datos que pidieron a los candidatos de los gastos que han hecho en
campaña. Sobresale la nota el señalamiento del silencio de la mayoría
de los candidatos, que siguiendo las reglas del juego, saben muy bien
que hay disposiciones muy precisas de la forma y tiempo para la
revisión de esos gastos.

Sociedad en Movimiento, es una agrupación creada a expensas
del PAN para crearle ruido a favor de este instituto político, que no
tiene la capacidad para hacer un cuestionamiento serio, profesional y
legal de lo que ahora se han gastado en las campañas. Mucho más cuando
solo se habla de cifras globales, sin la posibilidad de revisar con
detalle las facturas y recibos de cobros que cada uno de los
responsables financieros y contables de la campaña deberán presentar en
la justificación de los mismos.

Es por ello, que los diputados panistas fueron congruentes con
Sociedad y Movimiento y dieron a conocer por este medio lo que ellos, a
muy su decir, es lo que han gastado. Faltando dos semanas de campaña,
los candidatos por los distritos meridanos, Carolina Cárdenas y Javier
Medina, ya se encuentran en los límites de lo que la ley les permite
gastar: 800,000 mil pesos… y esto cuando aún no se acaba.

Pero si quieren que la sociedad analice lo que ha publicado, aquí algunos señalamientos que me llaman la atención:

  1. ¿En dónde quedo el gasto, por concepto de asesoría, que hizo
    Carolina Cárdenas con relación a su imagen y nuevo look emergente ante
    la caída en la preferencia juvenil a favor de la candidata?
  2. ¿No que los candidatos panistas se quejaban de que no podían
    colocar anuncios en vehículos de transporte público, lo que contrasta
    con los $ 166,276 pesos que ya erogó Javier Medina en ellos?
  3. ¿Qué es lo que ha enviado Javier Medina por sistema de
    mensajería que ya lleva contabilizados $ 163,941 pesos por ese
    concepto? ¿Cuántas cartas ha mandado? ¿Paquetes? ¿De qué tamaño? ¿A
    dónde?
  4. ¿A Javier Medina le ha salido gratis su página de Internet?
    ¿También los equipos de sonido o renta de locales y equipos de sonido
    que ha usado? Por lo menos Carolina si ha gastado en dicho rubro, lo
    que es lógico por las reuniones que seguramente ha encabezado.
  5. No que los gastos por anuncios en radio y en televisión eran
    a cuenta del IFE… entonces ¿Por qué gastó Javier Medina $15,925 en
    anuncios de televisión? ¿Es que acaso ha tenido más tiempo de lo que la
    ley dispone para ello?
  6. Ni Javier Medina, ni Pedro Couoh, Aristeo Canché del PAN han
    gastado en gasolina, estos dos últimos candidatos del interior del
    Estado… lo que me hace pensar que todos estos, junto con Hortensia
    Rodríguez del PRD si han tomado en serio la estrategia de la
    “caminata”, ya que solo así, se entiende que no tengan la necesidad de
    usar vehículo alguno.
  7. En el caso de Carlos Chacón del PRD llama la atención la
    cantidad de $69,840 pesos en gastos diversos ¿qué es esto? ¿No pudo ser
    más específico?

Disculpen… pero la información nos arroja ya muchas dudas
sobre cómo se han gastado el dinero público en la campaña. Queda muy
claro que la información no es veraz, por que hay faltantes lógicos muy
importantes y elementales, propios de una campaña electoral que no
están manifestados directamente como es el caso de la gasolina que
señale previamente.

Posiblemente si sea muy oneroso para el pueblo lo que se
gasta, mucho más Como cualquier competencia no se desea entrar con la
mirada fijada en la derrota, pero gasto innecesario resulta hasta un
solo peso cuando al final el pueblo no vota por esa opción, por lo que
éste se pierde en el limbo. ¿No lo creen así?

 


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorAlgunas precisiones a Santiago Creel Miranda
Artículo siguienteInfluenza humana ¿desidia del gobierno? o ¿incumplimiento de normas sanitarias recomendadas?