Ahora se da a conocer la molestia de Taiwan ante la Asociación de la Calle Regent de Londres, organizadora de la exhibición de banderas adornando el West End londinense, por el retiro de la bandera de ese país de entre las demás naciones que participan en los Juegos Olímpicos.

El argumento que se presentado para excluir a Taiwan de la exhibición de banderas es por las diferencias que mantiene con China, país que presiona a los países con quien mantiene lazos diplomáticos a rechazar a la bandera taiwandesa.

Lo que es claro es que tales acciones unilaterales de los organizadores olímpicos carecen del espíritu olímpico que convoca a todas las naciones a olvidar las diferencias para construir mejores condiciones para la paz y la armonía internacional. Al parecer a los británicos, antes conocidos como un reinado poderoso ha carecido de la diplomacia y el espíritu deportivo para realmente sostener la finalidad y dignidad que representa ser los protagonistas de la justa olímpica.

Ojala que el camino se rectifique y a punto de entrar de gozar de la ceremonia de inauguración, estos incidentes queden sólo como parte de la anécdota histórica, y no se marqué como la tónica de los juegos olímpicos.


Espero que esta publicación sea de tu interés. Me gustaría seguir en contacto contigo. Por lo cual te dejo mis principales redes para dialogar y comentar los temas de interés para la sociedad y nosotros.

 

 

 

 

Artículo anteriorDel interés superior del niño
Artículo siguienteNueva esperanza para la clase trabajadora